Ansiedad y maternidad

ansiedad2

La ansiedad es la madre de un montón de problemas de salud actuales, no sólo de salud mental o emocional, sino también física. Y el estrés es el padre, claramente.

En la sociedad en la que vivimos el estrés es difícil de evitar. Que el ser humano sea un animal gregario, que necesita de los otros, no nos prepara ni psicológica ni mentalmente para vivir en una sociedad de siete mil millones de habitantes, una gran parte del estrés actual proviene casi sin dudarlo de las relaciones sociales y de la forma en la que la sociedad se articula: de la división del trabajo, de las relaciones de producción, las relaciones jerárquicas…Y como digo el estrés es difícil de evitar. Pero la ansiedad, producto directo de una mala gestión del estrés, es tratable.

La ansiedad en relación a la maternidad es un clásico. Te quedas embarazada y lo primero que tienes es ansiedad por confirmarlo. Después ansiedad por no perderlo. Más tarde ansiedad por el triple screening, la amniocentésis, el líquido amniótico, la posición de la placenta, la longitud del fémur, la colocación de la cabeza, el azúcar, la tensión, la hemoglobina, tu peso, el mercurio del pescado, el jamón serrano, la espina bífida, el ácido fólico, es muy grande, es muy pequeño, hay mucho líquido, hay poco líquido, se adelanta, se atrasa…Un no parar. El efecto nocebo es una gran fuente de estrés. Y todavía no hemos llegado al miedo al parto.

No sólo las preocupaciones por la salud de nuestro bebé son las que nos traen de cabeza. No hace falta decir que vivimos en un mundo en el que todo se basa en el consumo, también la maternidad. La cuna, el calientabiberones, la bañera con o sin cambiador, el carro con frenos de disco…el dinero que cuesta todo eso…mercantilizar la maternidad es también un motivo de ansiedad.

El trabajo, la situación económica, el futuro…tener un hijo hoy en día parece una empresa digna de héroes. Y sin embargo debería ser un momento placentero y tranquilo, un motivo para la felicidad y la calma.

Si estás embarazada y tienes ansiedad, ponte a ello. La ansiedad está relacionada con nacimientos prematuros, niños de bajo peso y partos más difíciles. Liberarse de tensiones, priorizar, dejarse de rollos no es fácil pero puede conseguirse. Si no puedes sola busca ayuda. Además, la homeopatía puede ayudarte a manejar la ansiedad durante el embarazo, muchas madres confirman que es eficaz: Y sobre todo es segura. Los medicamentos homeopáticos no generan dependencia, son eficaces en todas las síntomas de la ansiedad (insomnio ocasional asociado, dolor de cabeza, dolor de estómago,…),no producen somnolencia residual, no alteran la memoria ni la coordinación motora y en definitiva… te permiten continuar con tu ritmo de vida habitual.

Hacer algo de deporte, meditar, compartir penas y alegrías, reirse…Si eres capaz de manejar el estrés que cuesta convertirse en madre hoy en día, no hay duda de que lo agradecerás. Disfrutar de la maternidad desde el primer momento debería ser obligatorio, es desde luego un derecho. Y tú te lo mereces.

Foto | Rick

0
1

1 Comentario

  1. Minerva Esmeralda Torres Sales 4 Diciembre 2013

    Es muy cierto todo te provoca ansiedad desde el saber si estas embarazada, que vas a hacer si lo estas, como lo vas a comunicar, después de eso saber si será niño o niña hasta cómo será el parto después de a ver escuchado la historia trágica de la amiga que era prima de la vecina de la cuñada.
    Pero en mi caso mi ansiedad continuo después del parto, me convertí en un mama tragedias tenía miedo de la muerte de cuna, que el agua lo quemara o lo congelara, que tuviera mucho frio, y debo compartirles que llegue a tal grado que estaba demasiado intranquila que llegue a sufrir de hormigueo en manos y pies, a raíz de esto a cui al doctor y me dijo que tenía ansiedad postparto. El día de hoy mi bebe ya tiene un año y nunca le paso nada

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*