10 Consejos para disfrutar de tu embarazo este verano

10 Consejos para disfrutar de tu embarazo este verano

Todos estamos viviendo las altas temperaturas de este verano, pero las embarazadas aún más ya que fisiológicamente también aumenta su temperatura corporal. Es habitual notarse un poco más hinchada en verano, tener pesadez de piernas, cansancio, picores… Este tipo de molestias, frecuentes en los meses de calor, se pueden evitar con medidas sencillas.

  1. 1. A la hora de elegir tu vestimenta lo ideal es escoger prendas amplias, frescas y de colores claros. La ropa ajustada resulta más incómoda y la de colores oscuros atrapa más el calor. La ropa de algodón o de otras fibras naturales favorece la transpiración. Acostúmbrate a vestir de blanco o en tonos neutros y pasteles, ya que los colores oscuros atraen más el calor.
  2. 2. Elegir el calzado adecuado es fundamental en el embarazo pero más aún en verano. El calzado no deber ser plano ni con mucho tacón, lo ideal e 2-3 cm de cuña. Si usas sandalias comprueba que son estables y sujetan bien el pie. Conviene que la suela no sea de plástico, ya que con la exposición al sol este material hace que se recaliente el pie.
  3. 3. Es normal que las piernas se hinchen al final del día o aumente la sensación de pesadez. Intenta evitar los alimentos salados e intentar no permanecer mucho tiempo de pie parada. Es aconsejable colocar los pies en alto y hacerse masajes con gel para piernas cansadas. Evita las prendas que compriman tus piernas.
  4. 4. El ejercicio físico es importante durante el embarazo y en verano podemos aprovechar el ejercicio en el mar o en la piscina. El ejercicio en el agua es muy beneficioso en las gestantes ya que no tiene que soportar su propio peso. El agua del mar es ideal para paliar el edema, refrescarnos y reducir la retención de líquidos. No desaproveches la oportunidad de nadar en el mar y pasear por la orilla.
  5. 5. Las embarazadas también pueden tomar el sol, aunque en esta época aumenta el riesgo de aparición de manchas en la piel, sobretodo en la cara (cloasma). Evita las horas de mayor incidencia solar y aplícate crema solar de alta protección.
  6. 6. Otro factor importante es mantenerse bien hidratada. Beber agua y comer fruta fresca (sandía o piña, por ejemplo) hidrata y, además, tiene un ligero efecto diurético muy beneficioso. La deshidratación es quizá el mayor enemigo de la mujer embarazada en la playa. Debemos acordarnos siempre de llevar agua fresca en abundancia y de beber con frecuencia.
  7. 7. En el embarazo suele bajar la tensión de manera fisiológica y en verano aumenta el riesgo de sufrir hipotensión. Para que no se produzcan mareos o caídas bruscas de tensión lo recomendable es comer cada dos o tres horas un pequeño snack, beber agua y evitar las actividades en las horas de máximo calor, y las aglomeraciones. Si te sucede túmbate apoyándote sobre tu lado izquierdo durante unos minutos, hasta que te sientas mejor.
  8. 8. Viajar no está contraindicado en un embarazo de bajo riesgo. Aún así, si haces un viaje largo en coche recuerda parar cada dos horas para dar un paseo de 10 minutos y aprovechar para ir al baño. Intenta viajar al amanecer o al atardecer, evitando las horas de máximo calor. Si viajas en tren o en avión procura sentarte en el pasillo para poder movilizar mejor las piernas. En todos los casos sería recomendable que llevarás contigo tu cartilla de salud o un pequeño resumen de tu control de embarazo.
  9. 9. Recuerda que la homeopatía puede ayudarte a sobrellevar las molestias comunes del final del embarazo. Consulta con tu profesional de la salud para que te indique cuál es el tratamiento homeopático más adecuado en tu caso.
  10. 10. Relájate y comparte la alegría de tu estado con los seres que más quieres preparándote para el momento de dar a luz de forma tranquila y sosegada.

Estos pequeños consejos pueden ayudarte a disfrutar del verano durante el embarazo.

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*