UCIs de puertas abiertas

UCIN2

El  Consejo Interterritorial de Sanidad debatía el otro día sobre una propuesta que pretende homogeneizar la atención hospitalaria de los niños y bebés ingresados en UCIs pediátricas y neonatales de los hospitales españoles, prestando especial interés a las demandas de los padres de poder permanecer con sus hijos enfermos todo el tiempo que sea necesario.

Hasta ahora los protocolos que regulan los horarios de visita de las UCIs pediátricas y neonatales dependen del hospital, ni siquiera de la comunidad autónoma. Las diferencias entre los distintos hospitales, incluso en una misma comunidad son abismales, desde esos centros que permiten dos o tres horas al día hasta aquellos que permanecen abiertos 24 horas para los padres.

Poder estar con tu hijo enfermo, ingresado en una UCI, es una necesidad, no sólo para el niño.

Especialmente en el caso de los recién nacidos, en el que la posibilidad de acompañar a tu bebé favorece cosas tan importantes como la formación del vínculo o la lactancia materna (que permiten mejorar el estado anímico de la madre, algo fundamental cuando después hay que cuidar a un bebé), pero también en el caso de niños más mayores, que – en mi humilde opinión – no es que sean más “conscientes”, es que te lo hacen saber mejor.

Los consejeros de las 17 comunidades autónomas junto con el Ministerio de Sanidad acordarán una propuesta en la que se unifican los criterios de visita para las UCIs pediátricas y neonatales y se fomenta el papel de los padres en la recuperación de los menores. Numerosos estudios científicos demuestran que la permanencia de los padres y otras actuaciones como el Método Madre Canguro, mejoran el pronóstico, disminuyen el tiempo de estancia y en general son beneficiosas para todos.

Incluir a los padres en los cuidados de los niños enfermos no es tarea fácil. Los cambios de mentalidad son lentos, como demuestra el hecho de que los criterios de visita sean tan distintos de un hospital a otro. Pero es imprescindible. Y no existe ningún argumento médico en contra.

El Ministerio, por fin, parece hacerse eco de las demandas de los padres. Y esta es, desde luego, una buena, muy buena noticia.

Foto | EraPhernalia

 

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*