¿Se debe usar o no el chupete?

¿Se debe usar o no el chupete?

En nuestra cultura está muy arraigado el uso del chupete en los niños. Muchos padres lo utilizan desde el primer día y pasa a formar parte de la vida cotidiana del bebé. Algunos de ellos lo hacen para consolar su llanto y calmarle. De hecho, la palabra chupete en inglés “pacifier” significa pacificador y hace referencia a la sensación de tranquilidad y calma en el bebé cuando lo usa.

La succión, presente ya en los fetos en la vida intrauterina, es un reflejo presente en los bebés que suele calmarles y transmitirles calma y sosiego.

En cuanto al uso del chupete es importante considerar diferentes opiniones respecto al mismo, todas respetables.

Hay padres que hacen uso desde el primer día y que ven todo ventajas al hecho de tener un chupete a mano. Además de ser útil en muchos casos para calmar el llanto y la inquietud del bebé muchos padres justifican el uso del chupete para regular el horario de comer y de descanso o para evitar que el niño adquiera el hábito de chuparse los dedos.

Sin embargo, hay padres que deciden no ofrecerles chupete a sus hijos desde el primer día para no acostumbrarles y así evitar su demanda. Uno de los motivos principales para declinarse por esta opción es el hecho de que el uso del chupete (al igual que ocurre con la tetina del biberón) puede interferir en la lactancia materna, de ser ésta la opción de alimentación elegida. El chupete puede confundir al bebé haciendo que le sea más complicado agarrarse al pecho en el momento de la toma tras haberse acostumbrado a la textura del chupete o tetina o bien producir una toma más dolorosa para la madre. El uso del chupete también puede interferir en que el destete sea antes que lo deseado y que el periodo de lactancia materna sea, a consecuencia de esto, más corto. Si decides darle el pecho a tu hijo una de las claves es que evites hacer uso del chupete hasta que la lactancia materna está instaurada correctamente, aproximadamente 2 ó 3 semanas.

Una opción intermedia podría ser hacer uso del chupete sólo en algunas situaciones o momentos concretos, como por ejemplo, cuando el bebé va a dormir por la noche y no hacer uso de él sistemáticamente cada vez que llora o reclama atención. Quizá en esos momentos lo que necesita tu hijo es que le consueles cogiéndole en brazos o le des una toma…

Y si quiero retirarle ya el chupete… ¿cómo lo hago?

Si es el momento de decirle adiós al chupete te ofrecemos los siguientes consejos:

1) Habla con tu hijo e intenta convencerle de que ya es mayor para llevar chupete. Ponle ejemplos de personas de referencia para él que ya no lo usan para que sea incluso él mismo el que deje de pedirlo al querer imitarles.

2) Hazte con una buena historia creíble sobre la pérdida fortuita del chupete. Seguro que alguna amiga o familiar puede echarte un cable en esto. Puede ser útil para esto que aproveches un viaje o algún evento especial para que esto “ocurra”

3) Aprovecha su día de cumpleaños para pedirle que se deshaga de él, a modo de ritual

4) También puedes aprovechar una fecha señalada como el día de Papá Noel o el de los Reyes Magos para que se pueda dar como ofrenda y recibir un regalo a cambio del mismo.

5) Si lo usa exclusivamente para dormir cómprale un peluche para sustituirlo por el chupete y que así comience a querer irse a dormir con él en vez del chupete.

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>