Recomendaciones de los Pediatras para superar la ola de calor

RECOMENDACIONES DE LOS PEDIATRAS PARA SUPERAR LA OLA DE CALOR_MOD

En el post de hoy vamos a comentar un dossier elaborado por los pediatras de atención primaria y que ha publicado la Asociación Española de Pediatría en su web  “Familia y Salud”.

Lo primero que debemos saber es lo que se conoce como golpe de calor. Los expertos lo definen como un aumento de la temperatura corporal mayor de 40ºC, lo que se debe a que falla el sistema termorregulador de nuestro cuerpo. La consecuencia es que esa situación puede acabar en una lipotimia siendo uno de los cuadros más frecuentes durante el verano, sobre todo en ancianos y niños.

Como todos sabéis el calor nos produce más cansancio, fatiga, mareo, a veces aparecen erupciones en la piel… Todo ello es debido a la disminución del agua y/o sales minerales  en nuestro organismo.

Como hemos dicho anteriormente, los niños constituyen uno de los grupos de riesgo más importante de este cuadro. Por ello, es fundamental que los padres estén concienciados de la importancia de proteger a sus hijos del calor, evitando las horas de más calor en la calle, poniendo crema protectora siempre que estén expuestos a la luz solar, protegerles los ojos con gafas de sol y ofrecerles agua. Es importante que los padres expliquen a los niños y adolescentes  la importancia de la fotoprotección para prevenir quemaduras y cáncer de piel, entre otras cosas.

Los efectos de los rayos ultravioleta aumentan por el viento y las propiedades reflectoras de la superficie del suelo; la arena refleja entre un 10% y un 25% de estos rayos, por lo que la exposición de los bañistas es especialmente intensa.

Los pediatras también recomiendan aprovechar la época de vacaciones para fomentar el deporte en los niños, realizar alguna actividad lúdica toda la familia. Se debe fomentar la igualdad en el deporte y los juegos. Estos ayudan al desarrollo psicomotor del niño y a relacionarse con otros niños. Si estas actividades se realizan en las piscinas es importante tener mucha precaución.

Los días son muy largos y hay tiempo para todo, es importante que los niños dediquen tiempo a la lectura que, cada vez les cuesta más. La lectura mejora la capacidad y el progreso lingüístico de los niños, además de ayudarles a no cometer faltas de ortografía. Según la AEP “leer en familia es una actividad saludable y leer en voz alta a los niños mejora su desarrollo y fortalecerá vínculos afectivos”.

En verano quién más y quién menos hace alguna escapada, por ello los pediatras nos recuerdan que, cuando nos vayamos de viaje no olvidemos:

*Llevar un pequeño botiquín por si surge algún percance.

*Tener el coche preparado: revisión hecha y todo lo necesario para que los niños cumplan la normativa a la hora de viajar.

*Si vas a un país europeo solicita con antelación la tarjeta sanitaria europea. Y si viajas a algún país exótico, infórmate de si es necesario que te pongas alguna vacuna.

Desde aquí os queremos recordar que la homeopatía es eficaz para tratar trastornos intestinales causados por el estreñimiento ocasional o también mareos o vómitos tras un viaje largo. También es útil para las picaduras de los insectos, así como si los niños se han caído y tienen hematomas o si han sufrido alguna pequeña quemadura. Por último, nos gustaría hacer especial hincapié en que la homeopatía puede ser una opción para abordar el cansancio o la apatía que por ejemplo puede causar un exceso de calor en algunas personas, en cuyo caso debes consultar con tu profesional de la salud para que te recomiende el tratamiento más adecuado.

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*