¿Qué tengo que llevar al hospital? La “famosa” maleta

Stork Delivering A Newborn Baby Girl

Os queda poco para el gran día y una cosa en la que estaréis pensando es qué debéis llevar al hospital para vuestro bebé. Lo más importante de todo es procurar acudir con lo fundamental y no cargar con muchas cosas, pues en la mayoría de los casos no son necesarias. Además, debéis tener en cuenta las cosas que os pueden facilitar en el hospital o clínica donde acudiréis el día del parto, porque en muchos de esos centros quizá os proporcionen pañales, crema para evitar irritaciones por el pañal, bodies, etc.

En cualquier caso, a modo de guía práctica, aquí os dejamos un listado de cosas que pueden ser imprescindibles. Tomad nota:

  1. – Bodies de recién nacidos. Mejor de algodón 100%, con abertura ancha en el cuello o abotonados en el lateral o frontal, para  que sea más fácil vestir al bebé. Llevad varios, ya que los bebés se manchan mucho y se necesita cambiarles muy frecuentemente.
  2. – Gorritos. Sobre todo las primeras semanas es importante mantener la zona de la cabeza protegida del frío y las corrientes de aire. Los bebés no regulan la temperatura tan fácilmente como lo hacemos los adultos y la superficie de la cabeza es grande respecto al resto del cuerpo, así que hay que vigilarla y mantenerla caliente.
  3. – Pijamas o peleles completos. Es preferible que tapen de cuello a los pies. Quizá sólo sean necesarios los primeros días y luego puedas cambiarle a ropa más ligera. También depende de la época del año en la que estemos. Si es invierno estos pijamas son cómodos porque abrigan las piernas y los pies a la vez, manteniendo muy bien la temperatura. Si es verano o hace menos frío puedes cambiarlos con pantalones y mantener la opción de añadirle calcetines según el momento.
  4. – Calcetines. Estos son necesarios para los momentos en los que no lleve peleles. Debido a que estos se caen con facilidad con el roce de las sábanas y los movimientos, es preferible hacer uso de los pijamas o peleles que te hemos comentado, pero también depende de los gustos.
  5. – Manoplas. Son necesarias  para evitar los arañazos que algunos bebés se dan en la cara. Aunque las uñas sean muy finas, éstas a veces producen pequeñas heridas en la cara.
  6. – Mantita o arrullo. Para arropar a tu bebé o cogerle en brazos es necesario hacer uso de una mantita. Dependiendo de la época del año, ésta puede ser de lana o de algodón.
  7. – Pañales de recién nacido (talla 0). Puede ser que en el centro donde vayas a dar a luz te los faciliten, pero no está de más llevar por si os hiciera falta.
  8. – Toallitas húmedas. Puedes llevar un paquete de toallas húmedas especiales para la piel del bebé, mejor para pieles sensibles. Son muy útiles para el aseo a la hora de cambiar el pañal, sobre todo, los primeros días en los que tu bebé expulsará el meconio, unas heces oscuras muy pegajosas.
  9. – Crema protectora para la zona del pañal. Debido a la elevada frecuencia de orinas y deposiciones que tiene un bebé es frecuente que se produzcan irritaciones en la zona del pañal. Si ocurre así, puedes prevenirlo haciendo uso de pomadas emolientes que aíslan de la humedad y evitan dichas irritaciones. En homeopatía puedes recurrir en estos casos pomadas o cremas de Caléndula que se usa en quemaduras, cortes, grietas, inflamaciones e infecciones cutáneas. También puedes consultar con un profesional de la salud que te recomiendo homeopatía para aliviar estas afecciones cutáneas.

Por último, también sería adecuado que la ropa que os hemos indicado la lavaras previamente con un detergente para pieles sensibles, con ph neutro y sin suavizante. La piel del bebé es tremendamente delicada y se irrita con facilidad.

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*