Por qué los niños se despiertan de noche III

sleeping baby
Llegamos a la noche. Es un periodo particularmente delicado porque si el niño duerme ocho horas y la madre se ha ido durante este tiempo, cuando despierte puede estar a siete horas de marcha y por más que llore no la oirá.

Hay que montar la guardia. Durante las primeras semanas, nuestros hijos están tan completamente indefensos que es su madre la que debe encargarse de mantener el contacto. En aquellas raras culturas (como la nuestra) en que madre e hijo no duermen juntos, la separación hace que la madre esté muy intranquila y sienta la necesidad imperiosa de ir a ver a su hijo cada cierto tiempo.

¿Qué madre no se ha acercado a la cuna “para ver si respira”? Claro que sabe que está respirando, claro que sabe que no le pasa nada, claro que sabe que su marido se reirá de ella por haber ido… pero no puede evitarlo, tiene que ir.

A medida que el niño crece, se va haciendo más independiente. Eso no significa que pase más tiempo solo, o que haga las cosas sin ayuda, porque el ser humano es un animal social, y no es normal que esté solo. Para un ser humano, la soledad no es independencia, sino abandono. La independencia consiste en ser capaces de vivir en comunidad, expresando nuestras necesidades para conseguir la ayuda de otros, y ofreciendo nuestra ayuda para satisfacer las necesidades de los demás.

Ahora ya no hace falta que usted vaya a comprobar si su hijo respira o no: ¡él se lo dirá! Como se está haciendo independiente, será él quien monte guardia. Se despertará más o menos cada hora y media o dos horas, y buscará a su madre. Si su madre está al lado, la olerá, la tocará, sentirá su calor, tal vez mame un poco, y se volverá a dormir en seguida. Si su madre no está, se pondrá a llorar hasta que venga. Si Mamá viene en seguida, se calmará rápidamente. Si tarda en venir, costará mucho tranquilizarle; intentará mantenerse despierto, como medida de seguridad, no sea que Mamá se vuelva a perder.

Es aquí donde la vida real no coincide con los libros, porque a las madres les han dicho que, a medida que su hijo crezca, cada vez dormirá más horas seguidas. Y muchas se encuentran con la sorpresa de que es todo lo contrario. No es “insomnio infantil”, no son “malos hábitos”, simplemente es una conducta normal de los niños durante los primeros años. Una conducta que desaparecerá por sí sola, no con “educación” ni “entrenamiento” sino porque el niño se hará mayor y dejará de necesitar la presencia continua de su madre.

Si cada vez que su hijo llora usted acude, le está alentando a ser independiente, es decir, a expresar sus necesidades a otras personas y a considerar que “lo normal” es que le atiendan. Eso le ayudará a ser un adulto seguro de sí mismo e integrado en la sociedad.

Si cuando su hijo llora usted le deja llorar, le está enseñando que sus necesidades no son realmente importantes, y que otras personas “más sabias y poderosas” que él pueden decidir mejor que él mismo lo que le conviene y lo que no. Se hace más dependiente, porque depende de los caprichos de los demás y no se cree lo suficientemente importante para merecer que le hagan caso.

Una infancia feliz es un tesoro que dura para siempre, que nadie podrá jamás arrebatarte. La infancia de su hijo está ahora en sus manos.

Carlos González

Foto | Ken Wilcox

0
4

4 Comentarios

  1. Eva 19 Abril 2010

    Jo pe! Para cuánto da que los niños se despierten de noche!! Una tesis doctoral, va a haber que hacer!! 😀

  2. Author
    Irene Garcia 19 Abril 2010

    Mientras estás ahí intentando que se duerman casi que da tiempo XD

  3. Natalia Villanueva 20 Abril 2010

    Leimos con mi marido y nos qedamos mas tranqilos, nuestra bebe de 9 meses se despierta cada dos horas, tomo la teta y se duerme rapidamente. Pensamos qe era un problema pero al haber leido esta nota entendimos el motivo. De ahora en mas me despertare con gusto para darle esa seguridad qe necesita para qe crezca feliz! Muchas gracias!!!

  4. Author
    Irene Garcia 20 Abril 2010

    y cuando menos te lo esperes ni siquiera te despertarás. Es increíble lo que se puede llegar a hacer dormida, jeje. Mi peque se despierta, creo, yo la mitad de las veces ni me entero.
    Saludos

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*