Moving

Aún recuerdo cuando mi mejor amiga me llamó para decirme que se había comprado una bandolera para llevar a su niña, un año más pequeña que Ana. “He recuperado las manos” gritaba por teléfono toda emocionada. Sonrisas. Yo ya conocía perfectamente la sensación.

Mucho más allá de las ventajas que la ciencia empieza a vislumbrar en el hecho de portar a los bebés en fulares, bandoleras y otro tipo de inventos que datan del paleolítico, yo he sido una madre porteadora más bien por cuestiones prácticas. Vaya, que cuando me regalé aquel precioso fular para llevar a Ana yo no sabía tanto como ahora sobre Método Madre Canguro o la importancia del contacto físico en el desarrollo infantil (y en la salud humana en general). Mi idea principal era librarme del carro, que no cabía en el ascensor y muchas veces tampoco por las aceras de mi barrio obrero madrileño.

Recuperar las manos parece una bobada, pero no lo es tanto si nos damos cuenta de que el ser humano es porque tiene manos. La cosa es que el porteo no acaba ahí.

Hoy os dejo un vídeo de una FlashMob en Barcelona, ya que ahora están de moda. Con motivo de la Semana Internacional de la Crianza en Brazos os presento a María Duran Martínez y otras tantas. Disfrutadlo. Impossible is nothing.

Respect. No estamos locas. O sí. Porque somos reincidentes. Y vamos a seguir moviéndonos.

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*