Masaje infantil

Mother massaging  baby

El masaje infantil es una antigua tradición en muchas culturas del mundo que se ha transmitido de madres a hijas y que ha sido redescubierta en Occidente desde hace unos años.

El masaje infantil es una técnica sutil y agradable que nos permite poder comunicarnos de una forma intensa con nuestro hijo.

El tacto es un poderoso medio para el desarrollo del bebé, tanto fisiológico como emocional y a través de él no sólo obtendremos beneficios para el que lo recibe sino también para quien lo da, ayudando a fortalecer vínculos afectivos.

Algunos de los beneficios que aporta el masaje infantil son:

Para tu bebé:

– Fortalece el sistema inmunitario.

– Beneficia al sistema digestivo.

– Favorece el sistema circulatorio y respiratorio.

– Potencia el desarrollo de su sistema neurológico.

– Ayuda a reducir las hormonas causantes del estrés.

– Relaja y tonifica la musculatura.

– Le enseña a relajarse, facilitándoles el sueño.

– Facilita la integración del esquema corporal.

– Proporciona seguridad.

– Estrecha vínculos afectivos.

y para quien los da:

– Proporciona una excelente forma de comunicarte con tu bebé.

– Ofrece un valioso tiempo centrado en tus hijos.

– Ayuda a relajarte.

Hoy en día la mayoría de los padres están sujetos a horarios laborales y obligaciones que dificultan el poder dedicarle a sus hijos el tiempo y la atención que necesitan y merecen. No obstante, la aplicación del masaje es una práctica tan sencilla que podremos ajustarla fácilmente a nuestro ritmo de vida, aprovechando, por ejemplo, la hora del baño, al cambiarle de pañal o al aplicarle la crema corporal.

¿Cuándo comenzar a dar el masaje infantil?

Mientras antes se empiece, mejor. Así tu hijo se beneficiará antes de sus efectos positivos. Además, el masaje infantil no tiene que ser exclusivo para los bebés, pudiéndose dar a cualquier edad. Conforme tu hijo se vaya haciendo más grande puedes integrar alguna actividad más mientras le das el masaje (cuentos, canciones, etc.)

¿Qué momento del día es mejor para aplicar el masaje?

Muchos padres eligen la hora del baño o antes de dormir para dar el masaje. Realmente no hay momentos mejores ni peores, cualquier es bueno. De tener que elegir el mejor momento, éste sería cando el bebé está en estado de alerta tranquila, es decir, cuando veas que tu bebé está con los ojos abiertos, respira regularmente y tiene cierto movimiento.

¿Cuánto tiene que durar la sesión de masaje y cada cuánto tengo que dárselo?

La duración depende de la edad del niño, porque según van creciendo ellos buscan movimiento y están menos receptivos, aunque eso también depende del niño.

En cuanto a la frecuencia, lo ideal sería que fuera diaria, especialmente los primeros 6 meses. Cuando empiezan a gatear se puede reducir la frecuencia aunque igualmente dependerá de la receptividad de tu bebé.

¿Qué producto debo utilizar para aplicar el masaje?

Es importante usar un aceite vegetal e intentar evitar los aceites minerales y las cremas cuando practiques el masaje, especialmente en los más pequeños. La razón de esto es que el aceite vegetal se absorbe mejor en la piel del bebé, si el bebé chupa después sus dedos no corre ningún riesgo (dado que está clasificado como un alimento) y es un buen medio para realizar los movimientos del masaje sin fricciones. En cambio, el aceite mineral no se absorbe completamente en las capas superiores de la piel del bebé, tapa sus poros, es más graso.

Algunos ejemplos de aceite vegetal serían el de almendras, coco, oliva o caléndula.

Así que ya sabes, dedicaos un tiempo para los dos y disfrutadlo.

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*