Más sobre las Unidades de Neonatos. Asturias: dos de diez

ucin

La Asociación El Parto es Nuestro sigue desgranando en su blog el Informe sobre la Accesibilidad de las Madres y Padres en Unidades Neonatales de nuestro país. Esta vez le ha tocado a Asturias, comunidad en la que sólo dos de las diez unidades de neonatos cumple con las Recomendaciones de la OMS y del Ministerio de Sanidad para el cuidado de recién nacidos prematuros o enfermos.

Accesibilidad de los padres 24 horas, lactancia materna a demanda y uso del Método Madre Canguro son los tres parámetros que EPEN ha investigado para realizar este estudio. De ahí a que te den una acreditación IHAN o NIDCAP como tiene el 12 de octubre de Madrid hay un mundo, pero si no existe ni siquiera eso, vamos mal.

Sólo el hospital Carmen y Severo Ochoa y el Hospital de Jarrio del principado de Asturias cumple con estas tres recomendaciones. El Hospital de Jarrio ya era conocido hace años por aplicar protocolos de parto humanizado, allá por el 2005, cuando yo me dedicaba a hacer activismo por los foros de madres, así pues, supondremos que tienen cierta práctica y sobre todo interés.

Muchas de las mujeres que se cuestionan dónde dar a luz lo hacen motivadas por la calidad de los servicios de neonatología, el “por si acaso” es muy humano. El informe de El Parto es Nuestro demuestra una vez más que tener una UCI de neonatos no es suficiente, ésta tiene que estar actualizada a las recomendaciones de los organismos competentes y sobre todo acorde con lo que dice la ciencia. No porque haya más máquinas la cosa va a ir mejor.

Que la presencia de los padres, la lactancia materna y el Método Madre Canguro mejora las expectativas de todos los niños ingresados en unidades de neonatología es algo que la ciencia conoce hace años, cada vez con más y mejores estudios. Y no existe excusa para que los hospitales españoles no implanten estas medidas que además tienen coste cercano a 0. Comprar tres sillones para las madres no significa nada en el presupuesto de un hospital. Formar a los sanitarios en los nuevos descubrimientos científicos debería ser obligatorio y lo único difícil de conseguir en estos casos es el cambio de mentalidad en los profesionales que trabajan en estas unidades. Pero el cambio de mentalidad sólo depende de la voluntad de uno. Así pues, no hay excusa.

Si vas a tener un bebé y la calidad de la UCIN es una de las cosas que más te preocupan, no dejes de echar un vistazo al informe de El Parto es Nuestro. Porque comunidades como Castilla y León no tienen ningún servicio de neonatología que cumpla estos tres requisitos mínimos, por ejemplo. Y siempre es mejor pensar en organizar un viajecito de turismo obstétrico que dejar las cosas a la suerte.

Desde aquí quiero dar las gracias de nuevo a todos los miembros de EPEN, que realizan este trabajazo voluntariamente.

Foto | photogramma1

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*