Mamá

mamaybebe

Imagina que te despiertas de repente en un sitio extraño. Hace frío y una luz muy fuerte no te deja ver, suenan ruidos raros, demasiado altos. De repente un espejo,…te acercas y la imagen que te devuelve no es la tuya.

Ahora sí, te despiertas de golpe, sobresaltada, alerta. Cuando recuperas la respiración miras alrededor, es tu cama, tus manos, tu pijama…no pasa nada, sólo era una pesadilla. Te levantas despacio como disimulando ¡si seré tonta! a buscar el espejo del baño. ¡Madre mía, qué susto! Acabas de encontrarte tres canas más, ahora mismo hasta te hace gracia. Qué alivio.

Dentro del útero los bebés ya pueden oir. Oyen mejor lo que más cerca tienen: tu voz, tu corazón, tu respiración, el ruido que hacen sus pataditas,…Los recién nacidos oyen. Los bebés reconocen primero la voz de su madre.

En el útero los bebés no huelen, pero sí saborean. Los bebés acostumbran a tragar líquido amniótico, un líquido dulce, dicen que su sabor recuerda un poco a la leche materna. El sentido del gusto y del olfato están íntimamente ligados, no puedes saborear con la nariz taponada. Los bebés al nacer huelen y saborean. Los bebés son capaces de reptar por el abdomen materno y, guiados por el sentido del olfato, encontrar el pecho. Los bebés son capaces de distinguir el sabor y el olor de la leche de su madre.

En el útero no hay mucho que ver. Sin embargo los recién nacidos ven. Los bebés son capaces de ver objetos a una distancia de unos 20-30 cm, la distancia exacta entre sus ojos y la cara de la madre mientras lo alimenta.

El bebé ya está aquí. De repente “despierta”, sobresaltado, alerta, las hormonas del parto lo mantienen en guardia. Hace frío, mucha luz, sonidos fuertes. Alguien lo coloca encima de tí, recupera el calor. Respira. Se arrastra sobre tu tripa guiado por el olor de tu pecho, los ojos como platos, escucha tu voz y entonces te mira. Observa tu cara. Y en tus pupilas contempla su imagen.

Tú eres su espejo, tú eres su casa, su mundo. Sólo tú, Mamá.

Feliz Día de la Madre

Foto | Lucy James

0
3

3 Comentarios

  1. maria 30 abril 2010

    Madre mia, te habla el hijote
    que un dia tu viste nacer.

    madre mia, tu eres mi madre
    aunque cuando nacia
    no te pude ver.

    te quiero agradecer
    madrecita querida
    pues tuviste el valor
    para darme la vida.

    a lo mejor podria ver sido
    que fueras covarde y
    habria evitado que huviese nacido.

    te quiero agradecer
    madrecita querida
    pues tuviste el valor
    para darme la vida.

    a lo mejor podria ver sido
    que fueras covarde y
    habria evitado que hubiese nacido

    feliz dia de las madre para todas

  2. Toni 5 mayo 2011

    Irene, muchas gracias por tu blog. Podria compartir este escrito tuyo en un foro de mamas?, te lo agradeceria porque llega al corazon.

    Por cierto, soy papa de una bebita, de dos meses y pico :).

    Que pases un buen dia,

    Toni

  3. Irene 5 mayo 2011

    Claro. Felicidades. Disfrutad de vuestra peque 🙂

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*