Madres de día: una nueva alternativa a las guarderías

madres de dia

 

Si acabas de tener un bebé es más que probable que ya te estés planteando qué hacer con él cuando se te acabe la baja maternal. La verdad es que 16 semanas es muy poquita cosa, pero mientras no haya más no queda más remedio que apañarse.

Dejar a los niños con los abuelos, contratar a una canguro o buscar una guardería son tres de las alternativas más utilizadas por las madres que tienen que reincorporarse al trabajo después de haber tenido un bebé. Pero, a veces no están disponibles: los abuelos trabajan, están enfermos o simplemente no quieren hacerse cargo de los nietos, las canguros son caras y las guarderías en muchas ocasiones no son la mejor opción (demasiados niños y pocas maestras, muchos virus,…).

La realidad es que el mejor sitio para un bebé es el que comparte con su madre, pero es verdad que la vida últimamente no nos pone esto fácil. Hay que trabajar. Y trabajar implica buscar a alguien que se ocupe del bebé.

Existe una opción en alza, aunque aún no es conocida, para organizarte con el cuidado del bebé: las madres de día. Las madres de día son mujeres que, en general, han tenido un bebé también hace poco y que deciden compaginar el cuidado de su hijo con el cuidado de otros niños de forma profesional. Normalmente trabajan en sus casas, donde tú puedes dejar a tu bebé y ellas se encargan de atenderlo en un entorno hogareño y cálido. Las ventajas de una madre de día frente a una guardería es que en general tienen muchos menos niños (dos o tres en lugar de ocho o diez por cuidadora) y es más sencillo que compartan tu filosofía de crianza que en un centro escolar, el trato es más personal y cercano y por supuesto no tienen jefes ni nadie que les marque directrices en cuanto al cuidado de los niños excepto los propios padres de éstos. Muchas de ellas además están formadas en lactancia o porteo, o incluso en técnicas pedagógicas como Montessori o Pikler.

Si estás buscando alternativas a la guardería para dejar a tu bebé tal vez te interese echar un ojo a la opción de las madres de día. Busca si hay alguna en tu ciudad…o, si te atreves, conviértete en madre de día tú misma, es otra opción para mantener la independencia económica y cuidar a la vez de tu bebé. ¿Por qué no?

Foto | Kitt Walker

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*