Los 6 cuidados básicos de tu bebé después de nacer

Cuidados del bebé despues de nacer

Si tu bebé nace sano podrás cogerle en brazos nada más nacer y así comenzar cuanto antes el contacto precoz para fomentar el vínculo entre los dos. Este primer contacto es de gran importancia para que tu bebé se adapte al medio extrauterino de forma gradual. Si deseas darle lactancia materna, es también buen momento para que inicies la primera toma y ayudes a que aumente la producción de leche.

¿Qué cuidados se le harán a mi bebé? Existen ciertos cuidados que se realizan siempre tras el nacimiento del bebé en la sala de partos.

1) Identificación del recién nacido: se hace a través de la colocación de una pulsera homologada a la madre y al bebé justo tras el nacimiento. Además de poner los datos personales de la madre, cada una de ellas dispone de un código y un color que coincide en ambos. Este mismo código también lo tiene la pinza que se pone en el cordón, por lo que resulta muy útil en el caso de que a tu bebé se le caiga la pulsera.

En algunos centros se sigue recogiendo la huella dactilar, bien de la mano o del pie, aunque con el tiempo se ha comprobado que es ineficaz si no se hace de forma digitalizada. Este sistema de recogida de huella dactilar digitalizada está ya implantado en algunas maternidades, pero no en todas.

2) Test de Apgar: se trata de un sencillo examen realizado con el fin de evaluar el nivel de adaptación del neonato a la vida fuera del útero: la frecuencia cardiaca, la respiración, el tono muscular, el color de la piel y los reflejos son los 5 puntos que se tienen en cuenta. A cada uno de ellos se les da una puntuación (0, 1 ó 2) y en función de la suma de estos 5 parámetros se obtiene el resultado final, que ronda entre 0 y 10. Una puntuación igual o superior a 7 nos informa de que la adaptación de tu bebé ha sido satisfactoria.

Este test se realiza al minuto de nacimiento, a los 5 minutos y a los 10.

3) Obtención de sangre del cordón umbilical: una vez clampado el cordón se extrae sangre del mismo para:

  • – Realizar una prueba de ph y así valorar los niveles de oxígeno que disponía el feto durante el parto.
  • – Conocer el grupo sanguíneo y el Rh de la sangre de tu bebé. Esto es de gran importancia si tu RH es negativo.

4) Profilaxis ocular: para prevenir al recién nacido de una posible conjuntivitis infecciosa a causa  del contacto de las mucosas en el canal del parto se le aplica al bebé una pomada oftálmica. No es estrictamente necesario que se aplique tras el nacimiento, pero generalmente se hace en la sala de partos antes de subir a la planta.

5) Administración de vitamina K: con la intención de prevenir la enfermedad hemorrágica del recién nacido es necesario administrar al bebé vitamina K (konakion). Esta vitamina se puede administrar por vía oral o intramuscular aunque es más efectiva si se administra vía intramuscular. Esta vitamina es necesaria para evitar hemorragias y los recién nacidos nacen sin la capacidad de producirla por ellos mismos.

6) Pesar al bebé: como hemos indicado anteriormente, si tu bebé nace bien se quedará contigo haciendo “piel con piel”, para mantenerse caliente y tranquilo contigo. El momento en el que pesarán a tu bebé será variable en función de la maternidad donde acudas. En algunas les pesan al poquito de nacer a la vez que se aprovecha para administrar el konakion, la profilaxis ocular y se toman las huellas dactilares. En otras maternidades esperan al último momento de estar en la sala de partos, antes de subir a la planta de puerperio, para pesar al bebé y realizarle el resto de cuidados.  Medir al bebé y tomar la medida del perímetro craneal suele hacerse una vez el bebé está en la planta, generalmente coincidiendo con la revisión del pediatra antes de dar el alta al recién nacido. Pesar al bebé tan precozmente se debe a la importancia que tiene valorar la pérdida de peso en los primeros días.

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*