Lactancia y sueño

lactanciaysueño

Un rumor corre por las calles: los niños de biberón duermen mejor y por tanto sus mamás se despiertan menos. Atiborrarle a cereales en la “última toma” para ver si así no se despierta, inundarle la cuna de chupetes, enseñarle a dormirse solito por las buenas o por las malas, administrarle jarabes para la tos con codeína, anihistamínicos e incluso melatonina…casi todo vale con tal de que nos deje dormir. Y digo casi, porque vale todo, menos lo más lógico.

Ana nunca fue una gran dormilona. “Los bebés duermen 20 horas diarias” me decían a mí cuando era madre novata y yo pensaba “sí, ya, pues será el tuyo, la mía duerme 20 minutos”. Resulta que he leído que la gente que duerme menos es más lista (vete tú a saber), o sea, en algún momento se confirmarán las sospechas de Papá de Ana y Lara de que nuestras hijas son superdotadas. ¿Es bueno? ¿Te deja dormir? Es la pregunta por excelencia que hacemos a los padres recientes, como si la calidad o cantidad del sueño dependiera de nuestra bondad natural.

Como digo, Ana no era una gran dormilona y cuando Ana nació yo estaba muy verde. Así pues, cuando Papá (que en aquella época sólo tenía el título de Papá de Ana) se iba a trabajar yo me metía a la niña en la cama. Después de una noche de despertares contínuos, con la mano agarrotada de tenerla metida entre los barrotes de la cuna para poder tocarla, levantándome cada dos por tres porque quería teta, se removía o en mi imaginación había dejado de respirar, nos dormíamos las dos tan a gusto media mañana. Juntitas.

Tuvo que venir Carlos González y su Bésame Mucho para recordarme aquello de “En el principio no había cunas”. Y entonces yo le quité la barandilla a la nuestra, la pegué a nuestro colchón, le hice unos agujeros, quité las patas del somier y me fabriqué una cuna en sidecar que seis años después sigue funcionando tan ricamente. Las obviedades se nos pasan contínuamente y en el principio no había cunas. En el regazo de la humanidad, dice este pediatra que probablemente me haya salvado de muchas tensiones.

Unos años después leí una tésis doctoral sobre lactancia materna patrocinada por una marca de leche de bote que aseguraba que los niveles de triptófano y melatonina (sí, esa que ahora les damos en pastillas para que nos dejen dormir) en la leche materna cambian durante el día. El pico más alto de triptófano (que sirve para conciliar el sueño) se produce sobre las cuatro de la mañana y la melatonina va cambiando su concentración, de modo que es el sistema que usa el organismo de la madre para ayudar al bebé a madurar sus ciclos circadianos. Ya ves, y ésta es gratis y no tiene que controlarla ningún pediatra.

Un estudio publicado este mes en Pediatrics nos confirma lo que ya todos intuímos: las madres que dan el pecho no duermen peor que las madres que dan biberón. Que la calidad de su sueño es al menos la misma que la de las madres que no amamantan o que practican lactancia mixta (el biberón de refuerzo nocturno, a ver si así no se despierta) y que su actividad diaria no se ve afectada en relación al resto de madres. Vaya, que dar bibe tampoco supone ningún beneficio para la cosa del dormir. Sin olvidar que la lactancia materna está relacionada con un menor índice de Síndrome de Muerte Súbita del Lactante (el riesgo se reduce a la mitad por lo menos) y que la muerte súbita se produce mientras el bebé duerme.

El triptófano, la prolactina y la melatonina que produces no sólo ayuda al bebé a dormir, es que también te ayuda a tí. Si estás considerando el tema del dormir para no amamantar a tu bebé ponte ahora en estas dos situaciones:

Opción 1. El bebé se despierta porque tiene hambre, sed, necesidad de contacto. Te levantas, te vas a la cocina, preparas el biberón, vuelves, te sientas, coges al bebé, le das el biberón, le sacas el aire y le vuelves a dormir. Recuerda que los bebés comen a demanda. Y a demanda es a demanda, de día y de noche.

Opción 2. EL bebé se despierta porque tiene hambre, sed, necesidad de contacto. Te giras, te abres el pijama, le metes la teta en la boca, empiezas a producir oxitocina, endorfinas, melatonina, triptófano, prolactina y te duermes. El bebé igual se queda despierto, pero tú, te duermes. Creéme.

¿Quién crees que duerme mejor?

Foto | Valorian

0
16

16 Comentarios

  1. Ileana 2 Diciembre 2010

    Bueno, de ahí que “ser despierto” sea sinónimo de “ser listo”.
    Un niño que se despierta de noche, es eso, un niño “despierto”: un niño que puede y sabe expresar sus necesidades afectivas y emocionales.
    Por ahí se empieza.

  2. Author
    Irene Garcia 2 Diciembre 2010

    pues no lo había pensado…jeje. xD. Lo dicho, las mías superdotadas, las dos.

  3. Ileana 2 Diciembre 2010

    Yo creo que lo que sucede es que los padres dispuestos a dar biberón “a ver si duerme mejor”, están también más dispuestos a desincentivar los despertares de los niños de muchas otras maneras.

    No cogiéndolos, no metiéndolos en la cama, poniéndoles chupetes fosforescentes para que aprendar a cogerlos solos, y bueno hasta los estivilles y medicamentos y todas esas cosas que tan bien describes…

    De ahí que pueda parecer que el biberón los hace dormir “más”… Pero el biberón es sólo una cosa más de entre las muchas que hacen para que no llame de noche.

    El problema no es que se despierte, ¡el problema es que llama y necesita del adulto! Si se pasara la noche despierto sin decir ni mú, los susodichos padres ni se enterarían!

    No es el hambre ni la sed ni las pesadillas lo que los despierta: es la necesidad de contacto.

    Los bebés necesitan contacto permanente con los adultos, compañía, comprobar que están ahí, que les quieren y que les cuidan.

  4. Eloísa 2 Diciembre 2010

    Como dice el gran Carlos González, ni que le des un biberón ni que le des un plato de fabada antes de irse a dormir: los niños se despiertan por la noche y punto. En la gran mayoría de los casos solo necesitan oler o tocar a mamá y siguen durmiendo…

    El problema es cuando no pueden oler o tocar a mamá y, además, a la mamá le han dicho que su hijo le toma el pelo y que debe hacer una “pausa nocturna”.

  5. estanjana 2 Diciembre 2010

    a mino hace muchos días me dijeron que no era normal que el niño se despertara dos veces por la noche! suerte que ya había leido sobre el tema y pasé del comentario.
    Si se despierta pues como cualquier adulto que tenemos días o épocas que nos despertamos por lo que sea, y yo tengo la creencia que las que damos teta dormimos más profundamente cuando dormimos, ojalá salga un estudio sobre el tema.
    por cierto, si os parece bien, enlazaré el artículo a una pestaña que tengo en mi blog sobre lactancia porque me parece estupendo, si no queréis poneros en contacto conmigo!

  6. soc mare 2 Diciembre 2010

    lo de la melatonina me parece de juzgado de guardia, pobretes, ya de pequeños drogándolos y luego igual se quejan que fuman porros… (sin comentarios).
    A nosotros nos va bien con la teta, trece meses llevamos y cada día me parece más práctica y le encuentro más ventajas.
    Y si que es verdad que corre el dichoso rumor, de donde se habran sacado eso .

  7. Amor Maternal 2 Diciembre 2010

    Está genial, Irene… yo también tengo un artículo sobre la relación entre el colecho y la lactancia materna en el tintero (o en el teclado, jeje)…

    Estoy de acuerdo con Ileana en que buscar que no se despierten de noche es una manera de silenciarlos para que “no molesten”.

    Personalmente probamos dormir separados los primeros dos meses, a pesar de que nos había recomendado colechar Lourdes, la matrona que nos atendió en el postparto, que es amiga de CG. No sé por qué, supongo que el torbellino emocional, el cansancio, el miedo, la inexperiencia, el olvido, los comentarios externos tipo “mételo en la cama para que veas como no se saldrá más nunca”, la falta de confianza, etc. me hicieron intentar durante dos meses dormir separados, y cuando digo separados me refiero a Sam en el capazo, con el capazo pegado de mi colchón (que ahora es *nuestra cama* 🙂 Lo metí en mi cama, agotada, en estado zombie, la noche después de las vacunas de los 2 meses. Cansada de tanto llorar (los dos), y temerosa de que tuviera fiebre y yo no lo sintiera, probamos. No tuvo fiebre y dormimos bien por primera vez desde que nació.

    Es tan fácil girarse y abrirse la piyama y tan rico sentir su calorcito y compañía en la noche 🙂

    Un abrazo!

    Louma

  8. isha 2 Diciembre 2010

    La verdad que hay muchas cosas que ignoraba, mi familia ha estado presionando con que ya compre la formula para dormir mejor. Y es que mi bebita lleva 4 noches despertando casi a cada hora, si duerme conmigo y si me quedo dormida enseguida, seguramente hay veces que doirmida le doy.
    Serán etapas de crecimiento? No lo sé pero agotada me siento féliz de tener a mi bebé cerquita y quedarnos dormidas juntas :]

  9. Galle de la Suerte 2 Diciembre 2010

    Isha, mi bebé tiene casi un año y se sigue despertando cuatro o cinco veces cada noche y toma fórmula desde los tres meses, así que es MENTIRA que duerman mejor con fórmula ¡que te lo digo yo!

    Yo comencé a colechar con la bebé porque me estaba volviendo LOCA yendo de mi cuarto al suyo a sacarla de la cuna, arrullarla en la mecedora con el biberón y volviéndola a poner en la cuna… una y otra y otra vez.

    Ahora se sigue despertando, pero antes de acostarnos preparamos los dos biberones que se toma durante la noche y los tengo a la mano para dárselos. Estoy convencida de que sería mucho más fácil sacarme la teta que darle el biberón… y también menos desastroso porque a veces me quedo dormida y toooodo el biberón se derrama así que cambio sábanas casi diario… imagínate.

    Ojalá para mi próximo bebé pueda lactar mejor.

  10. Amor Maternal 2 Diciembre 2010

    Isha es normal, son etapas y pasan. Seguro que en un par de semanas o menos volverán a dormir mejor 🙂

    Galle perdona que me meta, ya me imagino tu cansancio, pero lo de dormirse con el tetero en la boca puede causarle caries 🙁 Tendrías que llevarla donde un odontopediatra para que la revise, te enseñe a hacer una buena higiene y te indique medidas preventivas…

    Un abrazo!

    Louma

  11. Galle de la Suerte 2 Diciembre 2010

    No se queda dormida con el biberón en la boca, se despierta, llora, le doy de comer, se duerme y le quito el biberón… pero luego me lo quedo en la mano y luego se me voltea y todo se me chorrea =S

    De todos modos, yo sé que no es bueno que tomen biberón en la noche, pero de verdad ya no sé qué hacer… he intentado no darle nada y he intentado darle agua y siempre terminamos pasando una noche terrible porque llora muchísimo y no se calma hasta que le damos leche.

    ¿Algún consejo? Estamos algo desesperados, ya no queremos que tome leche en la noche.

  12. padredeanaylara 3 Diciembre 2010

    Se te ha olvidado decir que si Ana duerme conmigo se levanta varias veces, a beber, a comer, a por mí, y hasta es sonámbula, y si duerme contigo, es un angelito y tengo casi los mismos pechos (que culto) que tú, así que no lo entiendo.

  13. Author
    Irene Garcia 3 Diciembre 2010

    Jajaja, Pedro, será porque yo huelo mejor 😛

    Muchas gracias, chicas. Estanjana, por supuesto que puedes compartirlo. Muchísimas gracias a tí por hacerlo.

    Galleta, no sé. La verdad es que no tengo experiencia con niños de bibe. Sí que sé que la mía mayor no dejó las tomas nocturnas hasta bien pasados los tres años. Se me ocurre un truco que igual te suena raro, raro, pero ¿por qué no pruebas a darle el pecho? aunque no salga leche a lo mejor lo que le pasa es que tiene necesidad de succionar. Si es por hambre para mí que es mejor no quitarle las tomas, aunque entiendo que tiene que ser agotador :S. No sé. ¿Has pasado por http://www.dormirsinllorar.com? Tienen un foro y son expertos en sueño infantil. Igual allí alguien te puede dar un truquis. También puedes contar tu problema en nuestro muro de Facebook http://www.facebook.com/SerMamasPagina
    que como ya somos un montón a lo mejor alguien ha pasado por una situación parecida. No sé. A ver qué te dicen.

    Lou, ya estás tardando en publicar ese artículo.

    Ile, yo creo que los padres que están dispuestos a dar biberón “a ver si se duerme” en realidad lo hacen porque alguien les ha dicho que se tiene que dormir así o asá.

    La verdad es que con el tema sueño lo mejor es leerse Dormir Sin Lágrimas de Rosa Jové, entender cómo funciona el mecanismo de maduración del sueño y después intentar adaptar las costumbres de cada uno de forma que nadie se vea muy perjudicado, sobre todo el bebé, que es el más vulnerable.

    Besotes

  14. Nebetawy 3 Diciembre 2010

    Uff, chicas, no sé qué decir. Me paso el tiempo leyendo blogs y artículos y experiencias de otras madres y siempre coinciden en que el pecho-colecho es genial, y que se despiertan pero les das teta y se duermen, y tú también y todos contentos… y yo no es que sea contraria al pecho-colecho, al contrario, lo defiendo y lo practico, pero es que yo no sé si seré un bicho raro y mis hormonas van al revés, pero no me funciona. Y ahora mismo estoy atravesando una etapa en la que creo que no puedo más. Mi hija va para 20 meses y se despierta como 5 veces por noche, pero no mama y duerme y ni te enteras, sinó que mama y mama y mama, y necesita que además la vaya agitando, y si paro se mosquea y suelta la teta y llora, y a veces no puedo más y necesito dormir, y la coge su padre y se la pone sobre el pecho y la agita y la mece y la agita, y tiene los brazos destrozados. No puedes dejar de agitar porque se vuelve loca, y llora a gritos.
    No sé si es porque trabajo a temporadas. Igual los hijos de las mamás trabajadoras se acostumbran de alguna forma, pero yo como trabajo a temporadas, cada temporada de trabajo es un infierno. Y en uno de los últimos despertares, a las 5 o las 6, me acabo desvelando. A veces conseguimos que se duerma, pero luego la que no puede dormir soy yo, porque sé que solo me queda una hora para despertarme y me estreso… en fin, lo siento, vaya rollo te he soltado, pero es que justo estoy en una etapa que no puedo pensar en otra cosa que en dormir, y en qué falla, y en qué hacer, y estoy desesperadica y ando zombie por el mundo…

  15. Author
    Irene Garcia 7 Diciembre 2010

    Nebetawy, pues…sí, es el trabajo. Las rachas que tú trabajas la nena recupera el tiempo perdido por la noches. Es agotador, lo sé porque cuando Ana era pequeña también tuve rachas así…parecía que cuánto más trabajo tenía yo, más “pesada” se ponía ella (bueno, no parecía, es que era así) y claro, cuánto más pesada se ponía ella, más nerviosa me ponía yo y más pesada aún se ponía ella. Son como antenas. Sólo se me ocurre que trates de romper ese círculo vicioso, o sea, intentar relajarte lo más posible, para que al menos tú te sigas durmiendo. Yo hay temporadas que no lo consigo, pero, sabiendo lo que es, se lleva con más garbo xD. O si no, tratar de quitarle la toma de irse a dormir, es lo que hice yo con Ana al final, aunque claro, Ana tenía casi tres años y medio y es diferente (a esa edad se puede negociar). Al quitarle la toma nocturna milagrosamente dejó de pedir teta por la noche, aunque no dejó de despertarse, con seis años aún hay noches en las que se despierta una o dos veces.
    No sé, suerte y paciencia 🙂

  16. Gianna Luna 16 Agosto 2017

    Siempre creo que la lactancia y el colecho es lo mejor, sin embargo…tener una mamá hecha trizas por el sueño lo anula porque esa mujer cambia tanto que pone a riesgo no sólo la calidad de tiempo y paciencia con su bebé sino con toda su familia. Yo amo todo lo natural, todo lo alternativo y mi bebé me hizo semi vegana, cuido muchísimo su alimentación. Pero cuando el colecho y la lactancia sólo ayudan a q tu bebé se despierte eternamente e noche y tú no duermas….es hora de intentar nuevas cosas, con el dolor de tu alma, porque si mamá no está bien, nadie en la casa estará bien. Mi consejo es: Si las cosas naturales funcionan, hazlo así, pero si no da resultados, abre tu mente, escucha tu intuición e intenta nuevas cosas, sólo los resultados con tu bebé (Único) te darán la razón o te diran que es tiempo de cambiar el método.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*