La importancia del contacto piel con piel en bebés

 

piel con piel

Los seres humanos estamos «diseñados para conectar». El ser humano es un animal gregario, que vive en grupos y necesita a los miembros del grupo para su supervivencia. Es por esto que los seres humanos disponemos de características fisiológicas que nos permiten comunicarnos con nuestros semejantes. Una de ellas es la voz, pero también somos capaces de hablar con la mirada y con el tacto.

El sentido del tacto no ha sido muy estudiado hasta hace poco. La piel es el órgano más grande del ser humano. Hasta hace unos años se pensaba que la piel sólo servía de barrera para evitar que los microorganismos que viven en el exterior entraran en nuestro cuerpo, peso ahora ya se sabe que esto no es sólo así. La piel es, además de una barrera, un órgano de comunicación importantísimo para los seres humanos ya que además, a diferencia de otros animales, tenemos la piel «desnuda», desprovista de pelo.

El contacto piel con piel es importante para todos los humanos, pero en especial para los recién nacidos y los niños pequeños. Abrazarlos, acariciarlos o mecerlos en nuestro regazo es necesario para ellos, puesto que el contacto piel con piel sirve para regular cosas como la temperatura corporal o la frecuencia cardíaca, sobre todo inmediatamente después el nacimiento.

Es por esto que los organismos expertos recomiendan no separar a las madres de sus hijos recién nacidos tras el parto y colocarlos en cuanto sea posible (si puede ser en el mismo paritorio) en contacto piel con piel con sus madres. Esto es importante para todos los bebés, pero en particular para los bebés prematuros. Por eso la OMS recomienda los cuidados madre canguro especialmente en bebés que han nacido antes de tiempo o son muy pequeños. Los cuidados madre canguro son fáciles de seguir y están a disposición de cualquier hospital.

Esperamos que dentro de poco todos los bebés recién nacidos puedan disfrutar del contacto piel con piel con su madre nada más nacer.

Foto | DFID

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*