Felicidades al 12 de Octubre

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Cuando en la ecografía rutinaria de las 34 semanas la ginecóloga me informó de que Lara tenía que nacer inmediatamente, que era un CIR y que pesaría unos 700 gr. la única reacción racional de la que fui capaz fue decirle que si tenía que ser así sería en el 12 de Octubre.

Por aquella época yo ya había leído mucho sobre maternidad, conocía la importancia del contacto piel con piel y sabía que el 12 de Octubre permitía el Método Madre Canguro en prematuros. La unidad de Neonatología del 12 es bien conocida en el círculo sanitario, por sus grandes resultados no sólo de supervivencia, sino también de supervivencia sin secuelas, entre prematuros y bebés de muy bajo peso. Su programa de seguimiento exhaustivo de bebés de bajo peso hasta la edad de siete años es, creo, de los únicos de España y permite la detección precoz de cualquier discapacidad, lo que facilita la intervención rápida y personalizada. También es casi único su banco de leche materna.

Si el estrés es perjudicial para cualquier recién nacido, en prematuros, aun más inmaduros, minimizar las tasas de estrés puede marcar la diferencia entre una vida normal y una vida llena de problemas. En este aspecto entra también la lactancia materna y sobre todo, el contacto precoz y todo lo constante que sea posible con los padres, principalmente la madre.

Leo en prensa que la Unidad de Neonatología del 12 de octubre aspira a convertirse en el primer centro español con certificado NIDCAP (Newborn Individualized Developmental Care and Assessment Program). El NIDCAP es un abordaje del cuidado de prematuros y bebés enfermos que se centra en el bebé, en sus necesidades y en el impacto que el ambiente estresante de las unidades de neonatología produce en estos bebés tan vulnerables. La deprivación materna, la falta de contacto físico, la alimentación con sucedáneos de leche materna, el ruido, la luz, las manipulaciones médicas que son imprescindibles en estos casos…el control de todas estas variables, reducirlas a la mínima expresión es el paso lógico que ha de darse una vez que la ciencia ha conseguido tasas de supervivencia de grandes prematuros muy altas.

La situación en España de las unidades de neonatología, tal y como apareció en un estudio publicado en 2006 en la revista Anales de Pediatría, es cuando menos preocupante. A pesar de que la ciencia reconoce hace décadas que el contacto con la madre, la leche materna, la manipulación mínima, la ausencia de ruidos y la luz ténue, entre otros, es beneficioso para los prematuros, sólo el 10% de los centros españoles permiten la entrada libre de los padres a las UCIN y más de un 47% no practica nunca el método canguro.

Para el 12 de octubre han sido cuatro años de trabajo, adaptando instalaciones y formando personal. Nosotros tuvimos la suerte o la desgracia de ser testigos del proceso durante un corto tiempo (aunque se nos hizo muy largo). Aunque Lara ya no pueda beneficiarse de todas las mejoras que seguramente se seguirán produciendo, me alegro por los demás niños y también por sus familias. Vivir en una UCIN es muy duro, el hecho de poder implicarte en los cuidados de tu recien nacido, aún lleno de cables y de bolsillo, en mi opinión es fundamental también para los padres. Tal vez algún día todos los centros españoles sean así.

Desde aquí nuestro agradecimiento a todo el personal de Neo del 12 de Octubre. Felicidades.

Y una reflexión, si el contacto precoz, la leche materna, la ausencia de estrés, es bueno para los prematuros ¿qué será para los bebés sanos?

Vía | Criando amando

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*