Espasmo de sollozo II

espasmo de sollozo

Hace tiempo que comenté que mis hijas han “padecido” lo que los pediatras denominan espasmo de sollozo. La cultura popular suele llamarlo “quedarse privado” y es esa situación en la que tu hijo deja de respirar, se pone morado y a veces incluso pierde el conocimiento. Y tú años de vida por el susto.

Esto no es un blog de medicina y yo no soy profesional sanitario. Sólo soy una madre curiosa que ha tenido una experiencia maternal accidentada y que hace siglos estudió biología. Eso me da la facilidad de entender con rapidez algunas cuestiones, como artículos científicos o estadísticas varias, pero no me otorga el derecho a dar consejos médicos.

El espasmo de sollozo es inocuo, o sea, que no pasa nada. Ninguna de mis hijas lo sufre ya – cruzaré los dedos – pero es un asunto que debe diagnosticar un médico.

Por otro lado me encanta cuando las comunidades en internet funcionan casi solas, algo bastante frecuente en las comunidades de madres. Y eso es lo que ha sucedido con aquel post sobre el espasmo de sollozo, que a pesar de estar escrito hace un par de años aún sigue siendo visitado y comentado. El que más. El espasmo de sollozo es muy llamativo y mucha gente busca información sobre el asunto.

Hoy, para ir finalizando el mes de agosto, lo recupero aquí. Porque hay en ese post madres compartiendo experiencias y creo que puede ser útil para todos que, como se dice en esta jerga nuestra de los internautas, el post suba, para que todo el mundo pueda participar.

Si tus hijos tienen o han tenido espasmo de sollozo, visita el post. Tal vez te sirva para tranquilizarte, tal vez para tranquilizar a otras. De eso es de lo que trata esto de las redes sociales: de compartir.

Así pues, Espasmo de sollozo.

Dadle caña.

Foto | Critical Moss

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*