El senado, los neonatos, las UCIN y la lactancia

prematuros

El Pleno del Senado ha decidido este miércoles, a instancias de una propuesta del Partido Popular, solicitar al Gobierno que se regule el derecho de los recién nacidos a estar acompañados por sus padres si precisan de ingreso en las Unidades de Cuidados Intensivos Neonatales. Además ha solicitado que se fomente tanto la creación de bancos de leche materna – tema en el que España es deficitaria – como la lactancia materna.

Sin duda una gran, gran, enorme noticia, principalmente si se pone en práctica.

La permanencia de los padres con los bebés durante las estancias en las UCIN de nuestro país depende en la actualidad única y exclusivamente del protocolo del centro que acoja dicha UCIN. Ni la evidencia científica (clara en cuanto a los beneficios de la compañía principalmente materna para el bebé) ni la ley (en España y aunque algunos jefes de servicio no lo sepan existen leyes que protegen tanto a los pacientes como a los menores) han podido hasta ahora con la tozudez de los gerifaltes de muchos de nuestros hospitales. Sólo hay que echarle un ojo al estudio que realizó El Parto es Nuestro.

No hay que hacer ninguna inversión especial para permitir que unos padres acompañen a su hijo enfermo o prematuro. Basta con recolocar un par de sillones. Que el método canguro o la lactancia materna son beneficiosas, sobre todo para los bebés más pequeños, es algo que la ciencia no se cuestiona hace muchos años. Que los médicos de este país, teóricamente de formación científica, sigan insistiendo en no hacer ningún progreso no es más que un problema de mentalidad. Cambiar la mentalidad es aparentemente muy difícil para según quién y es una pena que haya que hacerlo a golpe de ley.

El método canguro y la lactancia, por sus enormes beneficios, son asuntos de salud pública, y es una gran, gran, enorme noticia que por fin los políticos se hagan cargo.

A ver qué sale de todo esto.

Foto | illjustbemethanx

0