Disfruta del baño de tu bebé

baño-del-bebe

El momento del baño diario de tu bebé es de los más especiales del día. Pese a que los primeros chapuzones pueden generarte miedo e inseguridad verás como poco a poco vas cogiendo confianza y destreza y disfrutas del baño, consiguiendo así que pase a convertirse en un momento de placer.

Debes tener en cuenta que el momento del baño es una estupenda oportunidad para transmitirle a tu bebé sensaciones de seguridad y de tranquilidad, por lo que se convierte en un momento ideal para conocer a tu hijo y establecer un contacto más especial con él.

Lo más importante de todo es que seas previsora y tengas todo preparado con anterioridad, ya que tu máxima atención será la de sujetar a tu bebé y no alejarte de él.

– Antes de nada, asegúrate de la temperatura del agua. Ésta debe oscilar entre los 35 y 37 grados. Utiliza un termómetro de baño o usa el codo para comprobarla. También la temperatura ambiental debe ser la apropiada (entre 23 y 25 grados)

– No hace falta que llenes la bañera de agua. Basta con que la llenes unos 10-15 centímetros y evita añadir agua después una vez que tu bebé está dentro para mantener constante la temperatura.

– Desnuda a tu bebé, límpiale la zona del pañal y sumérgele en el agua.

– Sujétale con el brazo izquierdo, de modo que la cara interna del codo sostenga su cabeza y con las manos puedas sujetarle el culito. Con la mano derecha podrás lavarle la cabeza.

– Después lávale el resto del cuerpo con una pequeña cantidad de jabón y siempre utilizando productos específicos para el cuidado del bebé con ph neutro. Puedes utilizar esponja (preferiblemente una esponja natural) o simplemente ayudarte con las manos, pero hazlo siempre de arriba a abajo, empezando por el pecho y acabando en las piernas y los pies.

– Gírale con cuidado para poder lavarle la espalda y las nalgas.

– Enjuágale y levántale con suavidad colocándole sobre la toalla abierta que habrás preparado previamente.

– Sécale bien, haciendo especial hincapié en los pliegues cutáneos y envuélvele para darle calor

– Si quieres puedes aplicarle una loción corporal hidratante y protectora. Vístele de arriba abajo para evitar la pérdida de calor. No es recomendable usar colonias en los primeros meses, pero si quieres perfumarle un poco intenta hacerlo sobre la ropa, nunca directamente sobre su piel, ya que puede irritarse con facilidad.

Así que ya sabes. ¡A disfrutar!

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*