¿Son útiles las cunas de colecho?

cuna de colecho

Estás esperando un bebé y has oído un montón de cosas acerca del sueño infantil, así que a estas alturas ya estás más que informada sobre que los bebés no duermen como los adultos y los primeros meses pueden ser más que duros. Afortunadamente en internet hay de todo, y además de la visión “clásica” de colocar a un bebé en su cuna desde el minuto uno y cerrar la puerta te has leído algún que otro artículo que asegura que no sólo se puede dormir con el bebé, sino que en realidad dormir con la madre es la forma natural en la que todos los mamíferos duermen. Y tu bebé es un mamífero, así que es normal que queráis dormir juntos.

Si has llegado hasta aquí estás de suerte, porque los primeros meses sólo suelen ser horribles cuando nos empeñamos en que los niños duerman de una forma que la naturaleza no ha previsto. Así que, si has decidido dormir con tu hijo ¡felicidades! es una de las formas más bonitas de dormir y sobre todo, es una de las más cómodas cuando hay niños pequeños.

Pero ¿cómo? Para dormir con los bebés hay que tomar una serie de precauciones (igual que cuando se duerme sin ellos) para que esta práctica no entrañe ningún peligro. Y entre ellas está elegir el sitio en el que dormiréis.

Aunque los primeros humanos no compraban cunas tampoco nosotros dormimos en el suelo de una cueva, así que elegir bien dónde va a dormir tu hijo es una decisión importante. A priori los niños pueden dormir en la misma cama que sus padres, siempre que duerman al lado de mamá (al menos los primeros meses) y se evite tener mucha ropa de cama, lazos largos y colchones muy blandos o muchos almohadones. Pero si no quieres también puedes comprar una cuna de colecho o adosar una cuna a tu cama.

Las cunas de colecho son un invento moderno y vienen preparadas para que los dos colchones queden a la misma altura y no puedan separarse, aunque esto puede conseguirse igualmente con una cuna – si tienes una antigua, por ejemplo -, modificando si es necesario la altura del somier y sujetándola firmemente a la cama grande para que no se mueva y queden huecos. La principal ventaja de las cunas de colecho es que ya están preparadas para esto y no hay que hacer nada más que colocarlas según las indicaciones del fabricante. La principal desventaja es que son muy pequeñas.

Adosar una cuna a tu cama o comprar una cuna de colecho son soluciones ideales para no quedarse sin espacio, aunque no son necesarias. Y eso sí, no te extrañes si luego sólo la usáis como mesilla de noche.

Foto |  wwhyte1968

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*