Consejos para el cuidado de la ropa de tu bebé

Consejos para el cuidado de la ropa de tu bebé

La piel del bebé es extremadamente delicada por lo que el cuidado de la ropa y los tejidos que entren en contacto con él debe tenerse muy en cuenta y ser cuidadoso cuando llega la hora del lavado.

¿Lavado a mano o en lavadora?

Las dos son buenas opciones. Si optas por el lavado a mano hay que prestar especial hincapié a la hora de aclarar la ropa para que no quede el mínimo resto de detergente. Si, por el contrario, optas por la lavadora por su comodidad, elige un programa de doble aclarado con la misma finalidad. En este caso es mejor que separes la ropa de tu bebé de la del resto y la laves independientemente, para evitar que se mezcle con ropa que esté extremadamente sucia o que contenga productos peligrosos. También puedes introducir la ropa en una bolsa protectora si necesitas lavarla toda a la vez.

Si tienes ropa con bordados, puntillas o encajes es mejor que las laves por separado y a mano para que no se estropeen.

¿Qué detergente y suavizante usar?

El detergente para la ropa de tu bebé debe ser neutro y específico para la ropa de los más pequeños o si no al menos uno que sea apto para ropa delicada. Aún así un jabón casero sería lo más adecuado al no contener productos químicos agresivos para la piel.

En cuanto al uso del suavizante lo ideal es no hacer uso de él puesto que es un producto sumamente agresivo para la piel. Si aún prefieres añadirlo es importantísimo que aclares la ropa muy bien.

¿Puedo planchar la ropa?

Debido a que la mayoría de la ropa de los bebés está elaborada con materiales muy sensibles cuando la planches hazlo con una temperatura baja. Recuerda también que no todas las prendas necesitan planchado así que déjalo sólo para aquellas que sea imprescindible.

Otras recomendaciones acerca del lavado de la ropita de tu bebé:

1) Presta atención a las etiquetas de cada prenda: aquí podrás ver la información referente al lavado y cuidado de cada prenda. Hay quien prefiere retirarla después si ésta roza la piel del bebé y puede ocasionarle alguna irritación

2) Cuando introduzcas el uso de detergentes para toda la familia empieza probando primero con una prenda para comprobar que no le produce irritaciones en la piel.

3) Aplica estos consejos sobre el cuidado y lavado de la ropa también en la ropa de cama o toda aquella que esté en contacto con la piel de tu hijo (baberos, toallas, etc)

4) Si lavas ropa de lana puedes hacerlo tanto a mano como en lavadora siempre que apliques un programa específico para prendas de lana. Si lo haces a mano procura usar agua tibia. Cuando la tiendas hazlo sobre una superficie plana y no la tiendes y así evitarás que se deforme o estire. Por ejemplo, ponla sobre una toalla seca y así absorberá la humedad y se secará antes.

5) Si la ropa de tu bebé contiene alguna mancha difícil trata la mancha antes de proceder al lavado normal para evitar que se seque y después sea más dificultoso retirarla.

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*