Cómo dormir a mi bebé

dormir al bebé

 

¿Te preocupa que tu bebé se duerma en la teta, en el coche, en la mochila, encima de ti y en general en cualquier sitio menos en la cuna? Bueno, pues estás de suerte, no porque vayamos a enseñarte cómo evitarlo, sino porque es normal.

La mayoría de los padres nuevos se agobian bastante con el tema del sueño del bebé. Y es que se han derramado ríos de tinta y lágrimas sobre el asunto suficientes como para inundar un continente. O más. El tema del sueño del bebé ocupa sin duda un lugar estelar en la literatura sobre infancia. Y cuando una lo piensa concienzudamente entiende bien el porqué.

La realidad es que los bebés no duermen igual que los adultos. El sueño es un proceso fisiológico que se va desarrollando con la edad. Ojo, esto no quiere decir que los bebés tengan que aprender a dormir – todo el mundo sabe dormir y los bebés ya duermen sin recibir ningún entrenamiento dentro del útero, de hecho es lo que hacen la mayor parte del tiempo -, sino que para que un bebé duerma como un adulto tiene que ¡tachán! crecer hasta convertirse en un adulto.

Los ciclos de sueño de los bebés son más cortos y tienen menos fases y además cuando los niños son muy pequeños no distinguen los ritmos circadianos – de noche y día. Por si fuera poco, existen mecanismos fisiológicos que hacen que el bebé se duerma cuando se siente saciado (a la teta) o si es mecido (en el coche, en la mochila o encima de ti). Y como son mecanismos antiguos y seleccionados por mamá Naturaleza pues los bebés los usan, y se duermen.

Impedir que un bebé se duerma al pecho o mientras lo estás paseando es una tarea imposible y contranatura. Si lo que quieres es que tu bebé se duerma, cualquier método que no produzca sufrimiento es bueno. ¿Se ha dormido mientras mamaba? Prueba superada, ya sólo tienes que esperar a que se despierte.

Los libros de puericultura en muchas ocasiones nos complican la existencia, de modo que lo mejor es que sigas tu instinto. Si tu bebé se duerme mientras lo acunas, perfecto, aprovecha para abrazarlo, que cuando sea adolescente no querrá ni que te acerques. Y sí, la adolescencia llega volando. Eso seguro.

Así que si quieres un truco para dormir al bebé el mejor es que le duermas como a él más le gusta.

Si  a pesar de todo consideras que tui hijo sufre algún trasrtorno del sueño,  antes de aplicar consejos de vecinas o que has encontrado en internet o en alguna librería, consulta con un médico especialista. Probablemente te diga que no es nada, pero si no es así, la homeopatía puede ayudarte a tratar estos trastornos, aunque lo más probable es que la que no esté durmiendo bien seas tú.

 

Foto | simaje

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*