¿Cómo debe ser un recién nacido sano?

Cómo es un recién nacido sano

Lo primero que tenemos que tener en cuenta para considerar que un bebé recién nacido está sano es la edad de gestación. Se considera que un recién nacido es a término si nace entre la semana 37 y la 42.

Al nacer notarás que las partes más distales del cuerpo del bebé, manos y pies, están más moradas que el resto del cuerpo. Esto es normal, el bebé se tiene que adaptar a la nueva situación. Tanto su frecuencia cardíaca como respiratoria es mayor que la de los adultos. Esto es fisiológico por lo que no debes asustarte. El corazón de un recién nacido late entre 120-160 latidos por minuto. Las respiraciones que realiza son entre 30 y 60 en un minuto.

Su piel está recubierta por una capa grasa y blanquecina llamada vermix caseosa. Esta capa es antibacteriana, protege al bebé de determinados gérmenes por lo que no se debe quitar. Se irá reabsorbiendo durante las primeras horas de vida. Además, ayudará al bebé a mantener la temperatura y evitará la deshidratación de la piel. Por otra parte, el lanugo es el vello que recubre al bebé.

La cabeza del recién nacido es la mayor superficie corporal que posee. Es importante que en el momento del parto se le ponga un gorrito para evitar pérdidas de calor. Los huesos del cráneo no están osificados porque el cerebro tiene que crecer y estos huesos deben expandirse.  Están unidos por unas partes blandas llamadas suturas (unen dos huesos) y fontanelas (unen más de dos huesos). Aproximadamente, a los dos años de vida, estas suturas y fontanelas han desaparecido y los huesos del cráneo están unidos.

Los llamados reflejos arcaicos están muy desarrollados en el nacimiento. Estos son los reflejos de succión, deglución, búsqueda, agarre, etc.

En lo que a los sentidos se refiere, el tacto es uno de los más desarrollados junto con el olfato, para ellos es una forma de comunicación. La vista la irán desarrollando en los primeros meses. Al momento del nacimiento sólo ven bultos y distinguen entre claros y oscuros. El oído lo van desarrollando pero son capaces de reconocer los latidos del corazón de su madre y las voces de sus progenitores. El gusto lo irán desarrollando a través de la leche materna. A medida que la madre vaya tomando diferentes alimentos, la leche materna tendrá distinto sabor, de esta forma el bebé desarrollará el sentido del gusto.

Por último, recordar que es normal una pérdida de peso del 10 %, los 7 primeros días de vida.  Y ante cualquier trastorno que tenga tu bebé, la homeopatía es una alternativa que puedes tener en cuenta.

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*