Cómo cuidar el cordón umbilical de tu bebé

bebé toalla azul 2

Después de dar a luz, una vez llegues a casa con tu hijo tendrás que hacerte cargo del cuidado del cordón umbilical. Éste ha servido durante el embarazo para unirte a ti y a tu bebé y  poder proporcionarle de este modo los nutrientes y el oxígeno para su desarrollo y crecimiento.

Después de que tu bebe nazca se coloca una pinza especial en el cordón umbilical y se corta cerca del cuerpo del bebé, quedando lo que llamamos el muñón umbilical.

¿Cuánto tarda en secarse y cuándo se caerá?

Generalmente entre 7 y 21 días después del nacimiento de tu bebé el muñón se secará por completo y se desprenderá, quedando una pequeña herida que puede tardar unos días en cicatrizarse por completo.

Durante este tiempo nuestra atención irá encaminada en mantenerlo limpio y seco.

 ¿Qué cuidados especiales necesita el cordón umbilical?

Como hemos  dicho, la pieza clave es mantener el muñón umbilical seco y limpio. Para esto es importante tener la precaución de doblar el pañal para que esa parte quede al airey no esté en contacto con la orina (algunos pañales ya vienen recortados justo por el ombligodejar el extremo del cordón al aire).

Intenta, del mismo modo, evitar las camisetas o bodysde una sola pieza para que la zona esté más aireada.

Hasta hace un tiempo se aconsejaba limpiar diariamente con una gasa impregnada en alcohol, aunque esta práctica no se realiza mucho hoy en día por resultar innecesaria. Basta con evitar que la zona esté húmeda y mantener la higiene diaria adecuada.

Nunca tires del cordón aunque de la sensación de que está a punto de caerse al verlo colgado de un hilillo de piel. Es mejor esperar a que lo haga espontáneamente.

Tras caerse es posible que observes que en la zona de inserción se hayan formado unos trocitos de piel con forma de pequeños nudos. Son los llamados “granulomas umbilicales”. Estos pueden desaparecer por sí solos o necesitar de tratamiento médico, en cuyo caso, lo más apropiado sería que tu pediatra lo valorara de manera individual.

 ¿Qué otros signos podrían alarmarnos?

Realmente las infecciones del cordón umbilical no son muy frecuentes, pero no está de más saber que debes acudir a tu médico si observas que:

– La zona de la piel próxima al muñón está enrojecida

– Cuando veas que sangra. Unas gotitas son normales y pueden aparecer cuando se desprende el cordón. Cuando el sangrado es más abundante puede ser debido a un traumatismo o alteraciones de la coagulación

– El cordón umbilical desprende mal olor o supura un líquido amarillento

– Tu bebé llora cuando vas a tocarle el cordón umbilical o la zona próxima a ella

– Si el cordón no se ha caído pasadas tres semanas aproximadamente

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*