Cesáreas Electivas

Un estudio realizado en Ginebra y publicado en el mes de mayo en la revista Pediatrics vuelve a recordarnos que la mortalidad infantil asociada a cesáreas programadas antes de la semana 38 – 40 es similar a las cesáreas realizas de forma urgente tras empezar el trabajo de parto. Es decir, que en caso de que exista a priori una indicación para realizar una cesárea, dejar a la mujer iniciar el trabajo de parto y practicar la cesárea después es más beneficioso para el bebé.

bebes Las cesáreas programadas no tienen ventajas sobre las urgentes en bebés con edades gestacionales menores de 38 – 40 semanas, y no deberían realizarse antes de que el embarazo llegara a término. Por supuesto, es mucho más seguro para el bebé si se consigue un parto vaginal.

El principal riesgo que corre un bebé que nace por cesárea es el de padecer distrés respiratorio, es decir, dificultad respiratoria, que puede comprometer su vida, hacer que precise oxígeno suplementario y obligar a su ingreso en una unidad de neonatos. Este riesgo aumenta si la cesárea es programada y si el embarazo no ha llegado a la semana 38-40.

Los motivos pueden ser varios:

El paso del bebé por el canal de parto produce una comprensión del tórax, que facilita la expulsión de líquido amniótico de los pulmones del niño. En el caso de todas las cesáreas, ya sean programadas o urgentes, el bebé obviamente no pasa por el canal del parto, así que el posible líquido amniótico debe ser aspirado una vez se ha producido el nacimiento. Aparte de que no debe resultar una bienvenida muy agradable, si quedan restos de líquido en el pulmón el bebé puede tener problemas para respirar. Mucho peor si el líquido estaba teñido (líquido meconial).

Además es el bebé quien decide su fecha de nacimiento. Parece bastante claro que un bebé inmaduro no va a decidir salir, así como así, y sólo lo hará si está preparado o si las condiciones del útero ya son demasiado incómodas. Adelantar la fecha de nacimiento de tu bebé por conveniencia puede resultar en un bebé cuyos pulmones no estén suficientemente maduros como para respirar fuera y tu bebé necesitará ayuda.

Y por último, esperar a que se desencadene el parto asegurará que tu bebé recibe al menos ciertas dosis de las hormonas necesarias para adaptarse a la vida.

Si tu ginecólogo te propone una cesárea programada asegúrate de que es absolutamente imposible esperar a que el parto se desencadene solo y después tratar de conseguir un parto vaginal o por lo menos una cesárea el día que tu bebé decida. Si esto no es posible al menos asegúrate de que el bebé será puesto sobre tu cuerpo y se permitirá el inicio de la lactancia en el mismo quirófano. Así al menos podrás minimizar el riesgo de distrés de adaptación.

0
4

4 Comentarios

  1. Adriana 26 marzo 2010

    Estoy de acuerdo con lo que explicas, pero el problema esta en la agenda de los medicos, en el desconocimiento de estas cosas por parte de las futuras mamas, en el miedo que te meten en el cuerpo, la mayoria de las veces injustificado… Hay que seguir informando de estas cosas. Enhorabuena!!

  2. admin 29 marzo 2010

    Muchas gracias Adriana, seguiremos informando ;-))

  3. Susanna 29 marzo 2010

    Cada vez conozco más mujeres que aceptan una cesárea programada. Tienen confianza ciega en sus ginecólogos cuando se lo proponen, las convencen de que es lo mejor para su hijo. Lo triste es que no se den cuenta de que nunca las programan en fin de semana porque todo eso está pensado para la comodidad de los hospitales. A una amiga le dijeron que la niña pesaba más de 4 kg y que el día que cumpliera fuera al parto programado. Luego resultó ser que el peso era líquido amniótico y la niña tenía un peso de lo más normal. Creo que faltan más campañas y que no puedan influenciar tanto a las madres.

  4. Author
    Irene Garcia 29 marzo 2010

    Lamentablemente eso ocurre muchas más veces de las que pensamos. Pasarse por un foro de embarazadas por estas fechas es una experiencia curiosa. Según se van acercando los días de fiesta se van cantando las cesáreas, las que se programan de frente y las que programa el médico sin que tú sepas que la está programando. En fin…Yo por mi parte, seguiré peleándome con quien sea y dónde sea, me queda mucho carrete 🙂

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*