Bronquiolitis: la eterna pesadilla

bronquiolitis

Pesadilla sí. Y quizá una de las que más se repite y más preocupa a los padres en los primeros años de vida de sus hijos. La bronquiolitis, en términos sencillos, es una hinchazón y acumulación de moco en las vías aéreas más pequeñas, los bronquiolos, en los pulmones, por lo general debido a una infección viral. El principal causante de la bronquiolitis es el virus sincicial respiratorio (VSR), aunque también otros virus como el adenovirus, influenza o parainfluenza pueden ser la causa.

La bronquiolitis puede afectar a niños de tan sólo 15 días de vida y se repite con bastante variablilidad hasta que no alcanzan los 2 años. Provoca básicamente dificultad para respirar (sibilancias y tiraje), un aumento en la frecuencia respiratoria (taquipnea) que puede volver al niño irritable y ansioso, y tos sibilante y “forzada”. En casos severos y realmente urgentes, puede provocar en el bebé o el niño un estado cianótico -se vuelven de color azulado-. Al ser una enfermedad con tendencia a repetirse deja en el paciente una hipersensibilidad bronquial que en ocasiones hace que los problemas pulmonares se prolonguen hasta los 5 años.

La homeopatía, un auténtico valor en alza a día de hoy, es ya recomendada por muchos pediatras en el tratamiento de enfermedades infantiles, especialmente en las de repetición como el caso que nos ocupa hoy, la bronquiolitis. En España hay más de 9.000 médicos de diferentes especialidades que prescriben medicamentos homeopáticos de manera frecuente. Y es que los resultados que los medicamentos homeopáticos proporcionan junto a las ventajas que presentan (carecer de efectos secundarios y ser plenamente combinables con otros fármacos) les confieren un valor muy positivo.

En una mesa redonda organizada por la Sociedad de Pediatría del Sureste de España en colaboración con Laboratorios Boiron (celebrada en enero de 2008) se abordaron entre otros temas, las posibilidades de los medicamentos homeopáticos en el tratamiento de la bronquiolitis. El Dr. Jorge Manresa (pediatra y experto en homeopatía), que figuraba entre los ponentes, comenta en una interesante entrevista concedida a Vivir Mejor cuestiones tan interesantes como éstas:

“Lo más pesado de la bronquiolitis es, por un lado, su carácter repetitivo y por otro lado que, como habitualmente los medicamentos que se utilizan como broncodilatadores actúan sobre el músculo bronquial del niño aún poco desarrollado, la verdad es que la respuesta es mala y sobre todo no se evitan con facilidad las recidivas o recaídas, sino que son frecuentes las visitas a los servicios de urgencias de los hospitales ante la alarma de los padres. Esto provoca una situación de sobremasificación debida a la continua demanda de esta primera asistencia hospitalaria frente a la implantación de un tratamiento más tranquilo. La homeopatía sirve tanto para evitar la crisis aguda del momento como para evitar la repetición y todo eso, evidentemente, bajo un criterio clínico“.

Aclara en la entrevista: “El hecho de ser homeópata no me impide, por supuesto, el practicar una medicina lo más avanzada posible y utilizando todas las armas que tengo a mi disposición sean convencionales u homeopáticas, bien complementándolas o bien sólo homeopáticas siguiendo, insisto, un criterio riguroso de la situación del niño. De hecho se simultanean aerosoles con medicamentos homeopáticos y el resultado suele ser bastante bueno. Mucha gente se sorprende ante esta aclaración, pero es que la homeopatía es un método terapéutico, no otra forma de entender la medicina, como puede ser el caso de la acupuntura con una visión distinta -del enfermar-. Los medicamentos homeopáticos están en un vademecum perfectamente compatible con el vademecum convencional”

Como venimos haciendo desde este espacio, os recomendamos que siempre consultéis con vuestro médico o farmacéutico cualquier tratamiento o duda que tengáis.

Más información |
– Para leer: vivirmejor.es > Entrevista al Dr. Jorge Manresa “Con la homeopatía se puede evitar la repetición de la bronquiolitis”
– Entrevista completa al Dr. Jorge Manresa, podcast: vivirmejor.es > Entrevista al Dr. Jorge Manresa “Con la homeopatía se puede evitar la repetición de la bronquiolitis”
– Vademecum.es: Mesa redonda de la Sociedad de Pediatría del Sureste de España

0
2

2 Comentarios

  1. alicia 8 marzo 2010

    Lo primero que se debería hacer, es retirar de la dieta de estos niños la leche y todo típo de lácteos. Al menos unas semanas. y en su lugar.. utilizar leches vegetales biológicas.Esta dando excelentes resultados.Los mocos,mucosidades..!desaparecen solos!.¿por qué?..Pues porque es bastante más frecuente de lo que se pueden llegar a imaginar, una intolerancia a los lácteos.La fálta de enzimas necesarias para digerirla en el intestino delgado provoca una reación inflamatoria de defensa.Esto es..,una especie de mucosidad..para “barrer” y deshacerse de eso que no puede asimilar.Como en la dieta de estos niños la leche es básica, es un continuo..,pues la “inflamación” y “moco”..TAMBIEN!.Dias, semans, meses..etc.
    Con un sistema de defensa “estresado”..no vamos bien ¿no?.Despues de tiempo,tiempo..y tiempo.. parece ser que el sistema de defensa pone en marcha y en defensa “otras mucosas”.Osea..!mocos!.
    Pueden COMPROBARLO.Dos, tres semanas, un mes..sin Nada de Nada de Lacteos.Y eso quiere decir..!NADA!.
    Desaparecen los episodios.. y los mocos..?
    Pues..,tiene intolerancia alos LACTEOS.
    No se preocúpen.Disponen de leches maternizadas para biberon y papillas en la farmacia de leche vegetal. La soja.
    Tienen en las dietéticas más leches vegetales y biológicas..(nada de transgenicos)…Y en cuanto al CALCIO,recuerden..¿de qué se alimentan las vacas..para dar leche?.Son “vegetarianas” ¿verdad?.
    Pues tranquilicensé..Sus niños estsran bien alimentados..,pero además dejaran de “fabricar” mocos.
    La homeopatía da excelentes resultados.
    Mejora el sistema de defensa,tonifíca restaura…(Pero los lácteos fuera como medida de higiene y “comprobación” de intolerancia).
    !yá me contarán el resultado!.Un abrazo.

  2. Irene Garcia 10 marzo 2010

    Bueno, a mi la soja no me gusta mucho. De hecho no me gusta casi nada. En fin, son manías.
    De todas formas si se sospecha de una intolerancia a los lácteos lo mejor es ir al alergólogo y que hagan las pruebas (aunque con niños muy pequeños no las hacen). La alergia a las proteínas de leche de vaca es bastante peligrosa y además puede ocurrir que si no se detecta a tiempo provoque eso que le llaman “cascada alérgica”, una alergia detrás de otra. La intolerancia a la lactosa en los lactantes es prácticamente inexistente y en los adultos occidentales tampoco es tan frecuente, se da sobre todo en japoneses, que no incorporan lácteos de vaca a su dieta después del destete. Pero sí, puede suceder y quitar los lácteos es una buena opción. Si el niño es mayor no necesita lácteos ni leches de ninguna clase. De todos modos lo mejor para prevenir las intolerancias/alergias y demás problemas de la leche de vaca es no dar leche de vaca hasta que el niño sea bastante mayor, de un año o año y medio mejor. Y con leche de vaca me refiero a cualquier leche de vaca, también las leches maternizadas. Y hasta esa fecha, leche humana. A la menor sospecha de una intolerancia o alergia lo mejor es hacer todo lo posible por mantener la lactancia o relactar.
    saludos

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*