Beneficios del alta precoz en prematuros

ALTA PRECOZ

 

Cada vez más hospitales españoles implantan en sus servicios de neonatología lo que se conoce como Cuidados Centrados en el Desarrollo y la familia, cuyo objetivo es mejorar tanto la supervivencia como la ausencia de secuelas asociadas al nacimiento prematuro. Los bebés prematuros, por su inmadurez, manejan muy mal las situaciones de estrés, que además, son frecuentes en una Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales y en los servicios de neonatología en general, donde los bebés llegan malitos y muy pequeños y sufren constantes revisiones, pinchazos y otras técnicas médicas más o menos invasivas, que si bien son fundamentales para salvar su vida, pueden hacer que su desarrollo no sea todo lo óptimo que se podría esperar. Los Cuidados Centrados en el Desarrollo y la familia, que incorporan prácticas como el Cuidado Madre Canguro en el que el bebé pasa el mayor tiempo posible en estrecho contacto piel con piel, preferentemente con la madre, pero también con otros familiares, y que fomenta la lactancia materna, han demostrado ser una buena herramienta para reducir todo tipo de complicaciones relacionadas con la estancia en neonatos. Los bebés que hacen canguro y toman leche materna enferman menos con infecciones hospitalarias, engordan más y reciben antes el alta, con menores secuelas a corto, medio e incluso largo plazo.

Y el objetivo principal es el alta precoz.

¿Cuánto de precoz? Cuanto antes. En algunos hospitales bebés de menos de dos kilos de peso se van a casa, por ejemplo si ya han aprendido a comer por boca – y no necesitan sonda –  y su único trabajo en ese momento ya es engordar. 1850 gramos es un buen peso para que un bebé prematuro salga del hospital y llegue a su casa, en la que puede recibir la visita periódica de una enfermera que se asegurará de que está ganando peso, come bien y todo va como debe.

Los beneficios del alta precoz son obvios. Los entornos hospitalarios son lugares estresantes, no sólo para el bebé, sino también para las familias. En casa el ambiente es más relajado, hay mucho menos ruido y la madre se siente más cómoda y competente, además que puede ejercer libremente sus tareas de madre con mayor tranquilidad, rodeada de sus cosas y de sus seres queridos. Esto es especialmente importante cuando hay hermanos mayores a los que también hay que atender y que están encantados de que mamá vuelva a casa con el hermanito cuanto antes, aunque sea diminuto.

Estar en un hospital es cansado, extenuante. Las familias se desgastan y además se generan problemas logísticos de difícil solución. Contar con la ayuda de otros parientes mientras estás en una UCIN acompañando a tu prematuro es imprescindible, pero mejor es poderse ir a casa cuanto antes.

Los hospitales además suelen estar llenos de bacterias que han desarrollado resistencias a antibióticos y son muy susceptibles de infectar a recién nacidos con el sistema inmune inmaduro. En un hospital un bebé prematuro tiene mucho más riesgo de morir o enfermar de una infección seria que en casa, donde las bacterias son “conocidas” y menos virulentas, además de contar con los anticuerpos que la madre, a lo largo de su vida, ha generado contra las bacterias de su entorno y que pasa al bebé a través de la leche materna para protegerle.

Un estudio realizado en Granada ha demostrado mediante un seguimiento a largo plazo que el alta prematura mejora las habilidades maternas y de cuidado de toda la familia, y tiene por tanto consecuencias incluso en el plano afectivo.

La mayoría de las familias están deseando que les den el alta. Aunque llegar a casa también tiene sus complicaciones y conlleva otros miedos. ¿Sabré cuidar a un bebé tan pequeño? ¿Cómo voy a saber si está bien sin tanto monitor? ¿A quién llamo si pasa algo?

Tranquila, llegar a casa con un bebé de bolsillo puede dar un poco de vértigo, pero, sin duda, los hospitales más modernos dan altas precoces porque son buenas para la salud de tu bebé y de toda la familia. Como en casa en ninguna parte.

Te recordamos además que la homeopatía es apta para bebés y que puede ayudarte también con tu nerviosismo y estrés por la nueva situación. Si tienes dudas consulta con un especialista.

 

Foto | PAHO

 

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*