10 consejos para el momento de retirar el pañal

10 consejos para el momento de retirar el pañal

El verano es la época ideal para retirar el pañal a un niño. Por tiempo, por más comodidad y por conveniencia de los padres, es común observar que muchos aprovechan para retirar el pañal a los niños cuando tienen entre dos a tres años a lo largo del verano. Para el niño supone un proceso de aprendizaje en el que se sentirá más autónomo. El pañal puede suponer una incomodidad, sin olvidar que en verano con el calor son frecuentes las dermatitis del pañal. Recuerda que puedes recurrir a la homeopatía para tratar la dermatitis del pañal. De hecho, puedes obtener más información sobre homeopatía si consultas a tu profesional de salud.

¿Existe una edad ideal para quitar el pañal?

El control de esfínteres se puede abordar alrededor de los dos años con ciertas garantías de éxito.  Este hito es el resultado de un proceso madurativo fisiológico, cognitivo y emocional. Desde un punto de vista afectivo, este proceso va a suponer un gran ejercicio de independencia y responsabilidad, de toma de conciencia de las consecuencias de las decisiones del pequeño. 

Los niños de dos años viven en la contradicción entre la absoluta dependencia del adulto y la incipiente necesidad de autonomía para poder llegar a alcanzar su individualidad. En este proceso de retirar el pañal, no se puede tener prisas ni exigir que tu hijo adquiera el hábito de un día para otro.

Consejos para retirar el pañal

  • 1. Consigue un orinal de colores y con una forma original. Así será más fácil que se familiarice con este objeto.
  • 2. Vístele de forma práctica: con faldas y vestidos si es una niña, y pantalones de goma elástica si es un niño.
  • 3. Si adviertes cierto temor o inseguridad, distrae al niño con un juego.
  • 4. Es normal que en las primeras semanas, el pequeño advierta el estímulo demasiado tarde, cuando ya ha hecho pipí en la cama. En estos casos, si se le deja mojado durante unos minutos, se sentirá incómodo. Las próximas veces, intentará hacer todo lo posible para avisar a tiempo.
  • 5. Involucra al niño en el proceso, házle partícipe. Se trata de sembrar cooperación y colaboración, la imposición a esta edad es un mal recurso educativo.
  • 6. Interpreta sus señales, recuerda que su lenguaje no está perfeccionado.
  • 7. No utilices nunca el castigo.
  • 8. Cuida el lenguaje que utilizas con el niño: “Un niño que se moja, ha tenido un escape, no es un niño sucio”.
  • 9. Evita las prisas e impaciencia. Intenta que no afloren ni en lo que dices, ni en lo que exiges.
  • 10. Muestra tu alegría cuando ha conseguido pedírtelo a tiempo y exprésalo verbalmente.

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*