¿Estás embarazada? Relájate

hiperkarma
Desde aquí queremos volver a insistir en lo importante que es para tí y para tu bebé vivir un embarazo sin estrés. El estrés durante el embarazo incrementa el riesgo de tener un parto prematuro o un hijo de bajo peso. También incrementa el riesgo de abortos espontáneos e hipertensión. Y los hijos de madres estresadas son mucho más “pesados”, pueden estar irritables durante semanas (yo diría que meses por experiencia propia) y vete tú a saber si no tendrá también que ver con los cólicos del lactante (que sí, que tiene que ver).

Un nuevo estudio publicado en la revista Journal of Respiratory and Critical Care Medicine afirma que padecer estrés durante el embarazo predispone a nuestros hijos a sufrir asma y otro tipo de alergias. Desde hace tiempo se sabe que el estrés afecta a la actividad del sistema inmune en los adultos y niños y que mientras que el estrés agudo puede incrementar su acción, el estrés crónico, mantenido durante mucho tiempo, lo deprime. Por eso las personas con estrés crónico se cogen más catarros (y los niños a los que no les gusta el cole siempre están malitos) y por eso es común ver a las novias de mayo moqueando como locas el día de la boda; no es que estén emocionadas, no, es que están estresadas y su sistema inmune reacciona de forma exagerada produciendo alergia.

Ahora ya se sabe también que el estrés durante el embarazo influye de manera negativa en el sistema inmune de nuestro hijo. El estudio se ha realizado analizando las citoquinas (sustancias que produce el sistema inmunológico en respuesta a agentes externos) en la sangre del cordón umbilical, inmediatamente tras el parto, de bebés cuyas familias realizaron exhaustivos cuestionarios que valoraban su nivel de estrés. Más de 500 familias de zonas urbanas fueron seleccionadas para dicho estudio, en el que se ha encontrado que los niveles de citoquinas producidos en respuesta a diferentes alergenos eran mayores en aquellos nenes con madres estresadas.

Y eso con recién nacidos, con sistemas inmunológicos inmaduros y poco funcionales. Los investigadores se proponen monitorizar a estos niños hasta edades avanzadas para comprobar la correlación entre el estrés materno y las alergias en edades más tardías.

Probablemente también concluyan que los hijos de madres estresadas durante el embarazo se constipan más. Y que son más gordos. O tienen más diabetes.

El estrés, aunque necesario para la supervivencia, se puede convertir en un potente desrregulador en muchos campos, hasta el punto de que la mayor preocupación de las unidades de neonatología moderna es reducir el estrés de los bebés ingresados. En biología se denomina estrés a cualquier cosa que rompa el equilibrio, lo que se conoce como homeostasis. El estrés afecta a zonas del cerebro como la hipófisis y el hipotálamo (que controlan entre otras cosas el sistema endocrino, el sistema inmune y que están intímamente ligadas al sistema límbico – el que controla las emociones). Y se sabe que el cortisol (la hormona característica del estrés) puede literalmente matar neuronas del hipocampo, la parte del cerebro que controla la memoria, además de afectar al metabolismo de la glucosa. Todo esto englobado en un “por ejemplo”.

En resumen, los bebés de madres muy estresadas están más estresados en todos los aspectos y es la pescadilla que se muerde la cola. Porque encima ¿cómo vas a mantener la calma con un bebé que no para de chillar, que no deja de constiparse y que no para de rascarse?

Lo dicho: si estás embarazada procura tomártelo con calma y si son los demás los que te estresan, mándalos a freir espárragos y así te dejan un rato tranquila. Sin complejos.

Y si ya te han dado el embarazo y tu hijo ya está aquí la receta es sencilla: el cariño reduce el estrés. Muchos besos, muchos mimos, mucho colecho y mucha teta. Cuantos más, mejor. Sin ninguna duda.

Vía | 20 minutos
Foto | hiperkarma

0
2

2 Comentarios

  1. Yanina 27 enero 2011

    el sistema inmunologico afecta al embarazo, acabo de perder a mi mellizos, me enrronche en la pierna no se si eso es la causa de la mala noticia

    necesito una respuesta
    gracias

  2. Ely: ecografía y embarazo 27 febrero 2015

    Respecto al asma y a las alergias e leído artículos que culpan a los contaminantes que respiramos. Es decir por la polución que respira la madre embarazada que en consecuencia se la pasa al feto, pudiendo derivar en esas enfermedades.

    Saludos

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*