Las dudas más frecuentes de homeopatía en niños

Las dudas más frecuentes de homeopatía en niños

Los padres, como es lógico, tienen muchas dudas relativas al desarrollo de sus hijos y también en lo referente a los trastornos de salud a los que están expuestos. Y dentro de esta incertidumbre existen también interrogantes relacionados con la homeopatía y los niños.

Por este motivo, desde Sermamás hemos entrevistado a una experta, la doctora Elena Rosell, Licenciada en Medicina y Cirugía en la Universidad de Barcelona en 1985, especialista en Pediatría y miembro de Tu Pediatra Online, para que nos indique cuáles son esas dudas más frecuentes de homeopatía en niños, y así contribuir a arrojar un poco más de luz a las mamás y papás que tienen preguntas vinculadas a esta terapéutica.

¿Cuáles son las dudas más frecuentes relacionadas con la homeopatía?

Los padres acuden al pediatra homeópata por muchos motivos: a menudo dolencias físicas, como bronquitis de repetición, otitis, alergias,…etc. Es frecuente que hayan estado tiempo con diferentes tratamientos y estén cansados al no ver mejoría clara. Pero también pueden ser alteraciones psicosomáticas, como trastornos del sueño o miedos o comportamientos anómalos.

Los padres suelen preguntarse si los niños pueden tomar medicamentos homeopáticos, ¿qué nos puede responder a esta pregunta?

No se han descrito efectos secundarios relevantes asociados a la toma de medicamentos homeopáticos y además son fáciles de tomar al tener buen gusto, de modo que  pueden administrarse en el ámbito pediátrico. Es importante, sin embargo, seguir la pauta de administración de su pediatra homeópata, para conseguir los efectos deseados.

Las mejorías que observamos con el tratamiento homeopático son progresivas, y en ocasiones requieren constancia por parte de las familias.

Con el comienzo de las guarderías y la vuelta al cole, ¿se puede recurrir a esta terapia como método preventivo para evitar posibles catarros o la gripe?

La homeopatía es ideal en estas situaciones, hay tratamientos para administrar semanalmente que ayudan al organismo a hacer frente a las patologías invernales. Se recomienda empezar con los primeros cambios de temperatura para conseguir los máximos beneficios.

Igualmente ahora que comienza la vuelta a la rutina, las actividades extraescolares, ¿qué recomienda a los progenitores para que los niños no se estresen? ¿Es posible recurrir a la homeopatía igualmente?

Intentemos no sobrecargar a los niños, es muy importante que cada día tengan su rato de jugar y relajarse en casa. A medida que se hacen mayores, podemos encontrarnos casos de niños con alteraciones del sueño o ansiedad antes de los exámenes, dificultades de relación con amigos o profesores. Un tratamiento homeopático puede abordar estas situaciones y ayudar al niño.

¿Qué beneficios puede aportar la homeopatía a los más pequeños de la casa?

Son fármacos que se pueden administrar fácilmente, entre otros aspectos. Además, la homeopatía es eficaz para el abordaje de los cólicos del lactante, así como para alteraciones del sueño o del ritmo intestinal, inapetencia o procesos post-infecciosos, entre otros.

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*