Recetas saludables para prevenir la gripe

miel

Llevar una alimentación sana es fundamental para prevenir cualquier tipo de enfermedad, incluyendo la gripe, ahora que estamos en temporada. La dieta mediterránea es, según todos los médicos, la mejor para mantenerse sano y evitar los virus y otro tipo de patologías. El aceite de oliva, las frutas y hortalizas frescas, el pescado y las legumbres, como base de nuestra alimentación son claves para que los españoles tengamos una esperanza de vida de las más altas del mundo. Y por supuesto los cítricos. España, la tierra de las naranjas y de los limones.

No hay nada más saludable que desayunar un buen vaso de zumo de naranja. Si le añades un poquito de miel en lugar de azúcar refinado el truco es completo. Los cítricos tienen mucha vitamina C y la miel posee propiedades antibióticas y antisépticas por lo que ayuda a prevenir infecciones. Un vaso de zumo de limón con miel es un buen remedido natural para el dolor de garganta y la tos. Añade al desayuno algo de pan integral y queso fresco y ya estás preparado para enfrentar el día sin miedo a los virus.

Algunos expertos dice que para mantenerse sano es mejor comer poco varias veces al día. A media mañana es conveniente tomar una pieza de fruta fresca. Durante el invierno la fruta no es demasiado variada, pero seguimos teniendo manzanas, plátanos y por supuesto kiwis y ¡mandarinas! Las mandarinas son como las golosinas de la naturaleza. A los niños les encantan y son muy prácticas para poner también en la bolsa del recreo. Dulces y de nuevo con un montón de vitamina C. No habrá virus que se te acerque.

Unas lentejas con arroz, y un pescado azul a la plancha con una ensalada de lechuga y tomate con remolacha fresca – que contiene mucho folato -, además de la pieza de fruta de postre te aseguran un almuerzo rico, nutritivo y a prueba de gripes. Si añades cebolla cruda a la ensalada, todavía mejor, ya que, tiene propiedades bactericidas.

A media tarde, un yogur, un par de zanahorias o algunos frutos secos te aseguran la energía necesaria para llegar a la noche bien protegido. Vitamina A, lactobacillus, ácidos grasos saludables…la merienda puede ser muy variada, siempre intentando evitar bollería industrial y snacks.

Y para cenar las verduras de hoja oscura (como las espinacas) contienen también bastante vitamina C. Sin olvidar que la carne es necesaria, y evitando consumir demasiada carne roja, algo de pollo o ternera a la plancha pueden completar la cena. Y si te gusta el ajo estás de suerte. Por sus propiedades antivirales y bactericidas el ajo, además de protegerte frente a los vampiros, es estupendo para mejorar las defensas del organismo frente a las infecciones, también las gripes y los catarros.

Un zumito de miel y limón antes de irse a la cama es lo mejor para aliviar irritaciones de garganta, toses y demás molestias de gripes y catarros.

Comer sano es fundamental durante todo el año. Mucho más que buscar recetas laboriosas o exóticas lo mejor es comer variado y por supuesto incluir mucha fruta y verdura. Además, la homeopatía también te ayuda a mantener tu sistema inmune en buenas condiciones para hacer frente al invierno.

Buen provecho.

Foto | Siona Karen

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*