Pautas para un colecho seguro

colecho

¿Qué es el colecho?

Llamamos colecho a la práctica de compartir la cama del adulto con su bebé durante los periodos de sueño.  Descartamos otras formas de sueño, como compartir la misma habitación durmiendo en camas separadas o dormir en un sofá.

 

¿Qué ventajas tiene?

Una de las principales ventajas del colecho es que te brinda la posibilidad de dormir cerca de tu hijo y sentirle cerca de ti durante las horas de sueño. Aprovecha que es pequeño y que puedes hacerlo, además ayuda a que se establezca un buen vínculo entre los dos. Es algo que dejarás de hacer conforme tu hijo crezca y busque su espacio para dormir.

El hecho de dormir cerca de tu bebé le ayuda a regular su temperatura corporal, la respiración y otras funciones vitales. Y ya no sólo eso, el poder tenerle tan cerca y sentir cómo respira o cómo se mueve, hará que te resulte más fácil identificar si se encuentra enfermo, más irritado o nervioso, etc.

Otro aspecto básico a la hora de hablar de ventajas del colecho es poder fomentar la lactancia materna a demanda de una manera más cómoda tanto para ti como para el bebé. Los bebés que duermen con sus madres amamantan con mayor frecuencia y consiguen dormir durante periodos de tiempo más largos. El disponer siempre de la leche que necesitan hace que ellos puedan tenerla a su alcance en todo momento.

Para las madres también hay ventajas, de hecho ellas duermen más porque las tomas son más cómodas . El bebé se puede agarrar sin apenas “molestar” a la madre.

 

¿Cuáles son las recomendaciones para llevar a cabo un colecho seguro?

Posiblemente te preocupe o asuste el hecho de dormir junto a tu bebé. Pese a que diversos estudios han concluido que el colecho aumenta el riesgo de muerte súbita del lactante,  posteriormente se ha observado que esto se debía a  situaciones en las que está contraindicado practicarlo, como veremos luego. Si el colecho se realiza siguiendo las recomendaciones actuales no implica un riesgo mayor de que tu bebé sufra muerte súbita.

Éstas serían las recomendaciones a tener en cuenta:

- Procura que el colchón sea duro. Nunca lo practiques en una cama blanca, colchón de agua o “puf”.

- Evita abrigar en exceso a tu bebé o que la temperatura sea demasiado alta en la habitación.

- Tu bebé no debe dormir sobre una almohada.

- La posición recomendada es que tú duermas mirando hacia tu bebé con las rodillas dobladas y un brazo extendido. Así evitas que tu bebé se introduzca dentro de la colcha o manta.

- Es preferible, al principio, que el bebé duerma entre la pared o una cuna adosada y  que la madre duerma entre la pareja.

- Los padres deben dejar de fumar.

- Si estás extremadamente agotada puede ser que tu sensibilidad no sea la habitual y no estés tan alerta como otras veces. Valóralo antes de decidir.

- Si llevas el pelo largo es preferible que lo lleves recogido.

- Si decides colocar unas barreras en el lateral de la cama debes procurar que el espacio que quede entre ellas y el colchón sea mínimo para que el bebé no quede atrapado en él.

- Informa a tu pareja de que tu bebé está durmiendo contigo para que lo tenga presente y se responsabilice.

- Nunca le dejes solo a tu bebé en la cama sin la presencia de un adulto. Puede desplazarse y adoptar posiciones potencialmente peligrosas.

 

¿Cuándo está contraindicado?

Como ya hemos comentado, es importante tener precaución en algunos aspectos relacionados con el colecho para hacerlo de forma segura y no aumentar así el riesgo de muerte súbita.

No practiquéis colecho en los siguientes casos:

- Si tú o tu pareja fumáis.

- Si habéis bebido alcohol, tomado algún medicamento que te produzca un sueño excesivamente profundo o si estás tan cansada que veas que no podrías responder a tu bebé como en otras ocasiones.

- Si tu bebé nació prematuro o con bajo peso al nacer, al menos durante los primeros meses.

- Si tu bebé tiene fiebre.

- Si vas a quedarte dormida en un sofá o sillón. En ese caso es peligroso que pueda quedarse atrapado en los lados o entre los cojines.

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>