¿Truco o trato? ¿Celebras Halloween con tus hijos?

halloween

Truco o trato. Dicen las malas lenguas que Halloween es una costumbre yanki y que es mejor no celebrarlo y mantenerse firme y sereno disfrutando de las costumbres “patrias”, recordar a nuestros muertos y como mucho y haciendo un derroche de alegría en estas fechas, ir a ver alguna versión de El Tenorio. Y mientras eres jovencita te lo crees. Y hasta gruñes y refunfuñas cada vez que algún chaval despistado (hay que reconocer que aún no son muchos) te toca el timbre de casa para que le des caramelos. Y entonces te conviertes en madre. Y todo cambia. Porque las madres queremos todo el rato celebrar la vida, que nuestros hijos se rían, que estén siempre contentos. Y la realidad, es que lo de los difuntos no acaba de convencerte cuando tienes un niño de cuatro o cinco años.

La realidad es que todas las fiestas, sean cristianas o no, de aquí o de allá, tienen casi siempre su origen en las fiestas paganas en honor a la naturaleza y los ciclos solares. Incluyendo la Navidad, así que Halloween no iba a ser menos.

La vigilia de todos los Santos, que es lo que se celebra también durante la festividad anglosajona de Halloween (All Hallow’s Eve) proviene de la fiesta pagana celta Samhain, en la que se festejaba el final de las cosechas y fue adoptada como festividad cristiana por el Papa Gregorio III durante el siglo VIII, o al menos se trasladó a ese la fiesta cristiana que recordaba a todos los mártires de la Iglesia. Así pues, una vez convencidos de que celebrar Halloween no es ceder al marketing omnipresente de los EEUU, ahora sólo tenemos que elegir con qué tradiciones nos quedamos, si es que nos quedamos con alguna.

La festividad de Halloween como actualmente se conoce es una fiesta para reírse del miedo, el día de difuntos nos reímos del miedo que nos da morirnos. Encarar, explicar y explicarse el concepto de muerte es una de las tareas más duras a las que tiene que enfrentarse un ser humano, también un niño y, Halloween nos da la oportunidad de hablar de todo lo oscuro, lo que nos asusta, con los más pequeños. Pero sobre todo de intentar hacerlo, aunque sea por un día, con humor. Ríete de los monstruos y di que eres una bruja, que ser bruja es divertido.

O si lo prefieres, puedes optar por la tradición española de llevar flores al cementerio y recordar así a tus seres queridos. Aunque, en nuestra opinión, una cosa no quita la otra. Lo bueno de la vida moderna es que se puede elegir Truco y también Trato.

Y tú ¿cómo vas a celebrar Halloween?

Foto | N. Feans

0
1

1 Comentario

  1. Bea 28 octubre 2015

    Las raices de la fiesta son irlandesas en galicia se sigue celebra do, es el Samaín.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*