Recopilación de anécdotas

anecdota
Como nos divertimos tanto con vuestras anécdotas y como la verdad es que al final se quedaron todas un poco perdidas en nuestro muro en FaceBook hemos decidido hacer una selección y ponerlas en el blog para que podamos volver a pasarlo bien un ratito. La selección está hecha al azar, exceptuando tres casos: la primera, la última y la del protagonista de la foto, Pablo, hijo de Patricia García Díaz, que ponemos a continuación.

Patricia García Díaz A mi hijo Pablo le vuelven loco las luces. Cuando tenía 19 meses quería que le diesemos la luz del salón mientras nosotros estábamos en la cocina. Mi marido le dijo “Ponlá tú”. Salió de la cocina y al momento vemos que se enciende la luz de pasillo sola. Salimos corriendo y nos encontramos al niño con el matamoscas en la mano, nos mira, nos sonrie y nos dice: “Ya tá”. Nuestra cara de asombro era para foto.

David Lay Delgado Arnau tiene dos años. Su DVD preferido es el Cantajuegos y una de las canciones que más le gustan es “En un vagón” en la que el protagonista se llama Ramón, pero con su peculiar estilo, el lo llama “Mamón”. Imaginar el día que viene a casa un amigo que se llama Ramón y por hacer la gracia dices: Mira Arnau, este señor se llama Ramón. La respuesta ya os la podeis imaginar y la cara de los papás todo un poema… xDDD

Víctor J. González. Esto ocurrió hará unos 3 meses, cuando mi hijo Alejandro tenía 1 añito recién cumplido.
Desde muy pequeñín, gracias a varios libros con fotografías, Alejandro ha aprendido a hacer varios sonidos de animales… el caso es que un día, durante la cena, se empeñó en quitarse el babero y dar por finiquitada la papilla, a pesar de que aún le quedaba bastante en el plato, yo le insistía en que se comiera solo una más y ya nos íbamos a jugar, pero él, con la boca cerrada a cal y canto no cedía… en una de estas, pega un manotazo y tira la cuchara que intentaba darle, manchando toda la mesa de papilla. Yo, con la paciencia un poco agotada y volviendo a llenar la cuchara, le digo mirándole muy serio “Alejandro, te vas a comer una más, y no te pongas BURRO, que a eso no me ganas”… él, me mira tmb muy serio y me dice “IIIHAAAA IIIHAAA” …. (sonido del burro).

Carmen Pilar C M. mi anécdota es que hace unos días descubrí a mi hija de 21 meses diciendo a grito pelado: “cariiiiiiiiiiiii”, y otra vez: “cariiiiiiiiiiiiiii”, no sabía a cuanto de qué venía aquello asi que le dije: “a quién llamas?, quiene s cari?” y me respondió que: papá.. me harté de reir, de modo que me estaba imitando a mi llamando a mi marido, con razón dicen que los niños lo imitan todo, desde entonces procuro no llamarlo a voces, menudo ejemplo para mi hija…

Dora Rodríguez. otra de mi sobrina, con 5 años. Era la época de “En busca del valle encantado” y se sabía todos los diálogos de memoria. Estaba jugando en la terraza y en la del lado había otro niño que se metía mucho con ella. Y ni corta ni perezosa le dice al chaval con una chulería alucinante: “¡Reconoce que te molesta mi superioridad intelectual!”. Es, obviamente, una frase de la peli y dudo mucho que entendiera su significado…

Itziar Romera Gómez. Mi sobrino está siempre pidiendo juguetes y un día de Navidad, estando en el Carrefour, le explica mi hermana que no pueden comprarle juguetes todos los días, que hay muchos niños que no tienen nada, etc. y que lo que tiene que hacer es portarse bien y pedirle una cosa -PERO SÓLO UNA- a los Reyes. El resto del día Marcos se portó fenomenal así que, cuando se acuesta, mi hermana le felicita y le pregunta qué cosa le va a pedir a los Reyes. Entonces Marcos contesta muy serio: “Mamá, he tenido una gran idea: Voy a pedir… ¡EL CARREFOUR!”

Patricia Alepuz. Primer día de clase para mis dos hijas de 4 y 3 años, voy a recoger a la primera y la profesora me dice : “Oye mira, que creo que te has equivocado de clase porque en la lista no tengo a ninguna Xena” (mi hija por aquel entonces flipaba con “Xena, la princesa guerrera”). Muerta de risa le explico el verdadero nombre de mi hija y me voy a buscar a la de 3 años cuya maestra me dice “¿Me puedes decir, por favor, el nombre de la niña? Ella insiste en que es Zupermán”

Gloria Iglesias. Mi sobrina Andrea con 5 años se dedicó en 5 minutos a quitar la propina a los camareros que les dejaban los clientes en la terraza de un chiringuito de un hotel. Llegó a a las chumbonas donde estábamos al lado del bar con un cenicero que había cogido de una de las mesas llenas de monedas. Un lío porque en realidad no sabiamos si era la propina o el dinero para pagar de los clientes. Yo me reía mucho mi cuñado no tanto.

Asun De Luis Salas. Mi sobrino Leandro con 7 años tuvo un esguince en el cole un día que fui yo a buscarlo. Hice los trámites para llevarlo a hacer una radiografía al hospital, y mientras esperabamos que nos atendiesen en una sala de espera repleta de accidentados como él, el niño mira alrrededor y me dice: ¿Existe la baja junior, tia?

Sara Blanco Descalzo. Mi bebe aún es muy pequeña, pero trabajo con niños, y recuerdo una:Hubo una temporada en que Danone colaboró con Cruz Roja y el logotipo estaba impreso en el revés de las tapas. aun me acuerdo de la cara de susto de uno de los niños (Diego Z.) cuando vió la cruz, y asombradísimo, me preguntó:
¿¿¿¿Que me ha tocado, una iglesia????

Como veis es sólo un ejemplo. Nos hemos divertido mucho con el concurso y esperamos que vosotros también. Ya estamos maquinando nuevos entretenimientos, estad preparados. Y por supuesto, de nuevo, muchas gracias a todos por vuestra participación.

0
2

2 Comentarios

  1. Caro 14 junio 2010

    JAJAJAJAJAJAJJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA!

    Me he perdido muchísimas, gracias por la recopilación, porque son geniales. Todas me han hecho mogollón de gracia, pero las de las niñas de Patricia especialmente, ay, Xena y Zupermán XDDDDDD

    Jo, yo no puse nada porque Mateo como todavía no dice ni mu… o lo que dice no le entendemos, pa mi que vino con el chip de otro idioma (japonés, quizás!)

  2. Author
    Irene Garcia 14 junio 2010

    Sí, es que al final se quedaron muy perdidas por ahí. Para la próxima prometemos mejorarlo (en la medida de nuestras posibilidades, jejejej). Estoy deseando oir de Mateo 😀

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*