¿Qué celebras en Navidad?

niño navidad

Reconozco, de nuevo y las veces que haga falta, que me gusta la Navidad. Me gustan las luces, los árboles, las reuniones de familia, los regalos y los polvorones. Me ha gustado de niña y ahora que tengo a las mías me gusta todavía más, a pesar de las ausencias, de las separaciones y de las crisis, a pesar de la edad. A pesar del consumismo y a pesar de no ser cristiana, celebro la Navidad y espero poder seguirla celebrando.

Hay estos días muchos debates en las redes sociales sobre la conveniencia de celebrar o no la Navidad según el credo de cada uno, debates interminables sobre la figura de los Reyes Magos y como siempre, debates estériles sobre el respeto – eso que todos pedimos pero al final muy pocos de verdad ejercen.

Se pueden celebrar montones de cosas en Navidad, no hace falta ser creyente y todas tienen su significado. Desde los ritos paganos del solsticio de invierno – la noche más larga del año – que celebran los ciclos y que el Sol volverá a brillar con fuerza a partir de ahora, hasta las navidades tradicionales de los católicos con su misa del gallo y su portal de Belén, parece mentira que no nos demos cuenta de que, liturgias aparte, los seres humanos tenemos desde tiempos inmemoriales una gran tendencia a la fiesta y al jolgorio. A juntarnos con nuestros semejantes y a compartir. Cualquier excusa es buena.

Si algo tiene la Navidad es que es, de verdad, la fiesta de la infancia. Celebrar el nacimiento del niño Sol o del niño Dios, es indiferente, en Navidad se celebra la esperanza, la fe en el mañana encarnada en los bebés. Se celebra en Navidad la inocencia y la alegría de los niños, el nuevo año, el futuro, la vida que no cesa. Porque no es posible un mundo sin niños, la Navidad es su fiesta. Eso es lo que celebro yo estos días tan llenos de símbolos.

¿Y tú qué celebras en Navidad?

Foto | Eva Cristescu

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*