El mejor papá del mundo

Aka Pygmy Photo

No, lo siento, es probable que seas muy buen papá, pero es casi imposible que seas el mejor. El mejor papá del mundo vive en África, en la zona norte de El Congo, es un pigmeo aka y entre sus costumbres está la de darle teta a su hijo para calmarlo mientras viene  la madre.

La revista FatherWorld, publicada por The Fatherhood Institute, el Centro Nacional de Información sobre Paternidad del Reino Unido, declaró a los pigmeos aka los “mejores padres del mundo” en junio, tras un estudio sobre el comportamiento paternal realizado en todo el mundo. Los pigmeos aka baten el récord de los papás  suecos, los número uno del mundo occidental, ya que llevan a sus crías en brazos o al menos están a su alcance el 47% del tiempo, superando a nuestros vecinos más rubios, que comparten los cuidados del bebé al 45% como media.

Los pigmeos aka comparten su vida social con sus hijos, a menudo se llevan a sus bebés cuando van “de copas” – a beber vino de palma – y los sostienen en brazos por periodos superiores a dos horas seguidas. Son los papás aka los que suelen levantarse por la noche para atender al bebé y llegan incluso a ofrecer el pezón a sus hijos para calmarlos cuando la madre no está disponible.

Algunos antropólogos aseguran que es posible que este tipo de paternidad fuese común en épocas primitivas y de hecho afirman que éste puede ser el motivo por el que los hombres han conservado sus  pezones a lo largo de la evolución, porque el pecho satisface no sólo el hambre o la sed de los lactantes, sino también su necesidad de practicar el reflejo de succión mediante succión no nutritiva. Sin embargo en la actualidad un padre occidental medio sólo atiende al bebé entre un 25 y un 30% del tiempo.

Dirás que no es culpa tuya que las bajas por paternidad sean prácticamente inexistentes, que cuando has intentado cogerte los 15 días que permite la ley española tu jefe te ha mirado mal y tus compañeros se han reído en tus barbas y todo para que al final la burrocracia reinante te haya tenido del juzgado a la Seguridad Social, de la Seguridad Social al ambulatorio y del ambulatorio de nuevo a la Seguridad Social durante todos los estupendos 15 días. Y tienes razón: según el mismo estudio de las 156 culturas estudiadas sólo el 20% promueven las relaciones estrechas padre-bebé y sólo el 5% promueven las relaciones de los padres con sus hijos jóvenes.

Pero los cambios no se producen solos. Y quizás ya vaya siendo hora de que algo cambie, al fin y al cabo tú, que quieres ser el mejor papá del mundo, lo haces sobre todo para que tu hijo sea el bebé más feliz del mundo, y de paso para que tu señora esté contenta. Y no es necesario que le des la teta. Hay cantidad de cosas que puedes hacer por tu hijo. Disfrútalas.

Vía | Fatherhood Institute

0
8

8 Comentarios

  1. Yeyo's 8 febrero 2010

    Robert DeNiro en “Los Padres de Él” también le “daba la teta” a su nieto, con la masculiteta. Le veo más sentido, porque no creo que un bebé tenga demasiado que succionar de los pezones de sus padres, curtidos y pegados a las costillas.

  2. Mari Cruz Polo 8 febrero 2010

    Hola Yeyo’s
    Cuando en el post se habla de “darle teta” precisamente se aclara que “…el pecho satisface no sólo el hambre o la sed de los lactantes, sino también su necesidad de practicar el reflejo de succión mediante succión no nutritiva”, no sé, yo lo veo una buena idea y probablemente un buen consuelo para el bebé y un hábito que estrecha los lazos con el papá.
    En cualquier caso me gustaría ver la peli de Robert DeNiro… ¡a ver si la encuentro en mi videoclub!

  3. LITA 8 febrero 2010

    Pues yo no lo veo, no me imagino a mi marido dandole la teta al niño para entretenerle, a no ser que seas un neurótico como Robert deNiro en esa peli, que por cierto esta muy bien.

  4. Author
    Irene Garcia 8 febrero 2010

    Bueno, Lita, ¿y si tú no estás? Muchos papás sueltan al niño rápidamente en cuanto que empieza a llorar…ya viene mami y te calma, guapo.Pues mira, no hace falta. Lo primero es que si pones a un bebé llorando contra el pecho de su papi, buscará el pezón instintivamente. Y le dará igual que no “sepa” igual. Y lo segundo, la succión no nutritiva se puede hacer por ejemplo con el dedo meñique, algo que muy poca gente sabe. Con la uñita bien corta y la mano bien limpia si tu bebé llora dale dedo, succionará y se quedará tranquilo. Así que ningún papá tiene más excusas.

    ¿Los padres de él es la peli?

    Saludos

  5. admin 9 febrero 2010

    Efectivamente, Irene. “Los Padres de Él” es la película. Muy divertida, muy divertida. Robert deNiro está total en ella. Bueno, y Ben Stiller, Barbra Streisand, Dustin Hoffmann… Muy divertida película, pasas un rato muy entretenido. Y lo de la “masculiteta” es verdaderamente un puntazo 🙂

  6. Yeyo's 9 febrero 2010

    Pues yo, vale, que un padre le dé el dedo lo veo más lógico, como dice Irene. Pero lo del pezón sigo sin verlo. Vale que si un padre aquí coge al niño, el niño se pondrá a buscar el pecho del padre. Pero cuando tienen el torso desnudo… ¡está lleno de pelos! No, nooo!! Yo apuesto por el pecho de la madre y/o chupete y/o dedito.

  7. Fran Loud 12 febrero 2010

    Pues en lo que a mí respecta, mis dos sobrinas se han enganchado a mis pezones en distintos momentos, incluso con ropa puesta. Y me parece una idea fascinante. Por no romper el tono del blog, tampoco voy a hablar de quién y cómo se engancha a mis pezones actualmente… 🙂 felicidades por el blog. Un besazo.

  8. Pepito Grillo 12 febrero 2010

    Está claro que los niños cuando tienen hambre se tiran a la teta de cualquiera…

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*