Amar es subversivo

amor

Dicen en The Guardian que Carlos González es “el pediatra que les dice a los padres que rompan las reglas“. Y tienen tanta razón…Vituperado por muchos, alabado por otros tantos, este Señor, con mayúsculas, no es más que un humanista. Machista, radical, talibán y soberbio. Adjetivos que te ganas cuando escribes un libro que habla ni más ni menos que de respeto, por la vida y por el ser humano. Que habla sobre besos y sobre caricias y de cómo el amor, el bueno, el que acompaña, es el único truco.

Escúchate a ti misma y sabrás querer a tu hijo, dice Carlos González. Y todo saldrá bien, porque tu hijo es bueno y te escuchará y te querrá de vuelta. Porque tú eres buena y estabas diseñada para enamorarte. Porque así es como funciona todo.

Y es que el amor, el bueno, el que acompaña, es rebelde y va contra el sistema, éste que nos aísla y nos desconecta de nosotros mismos y nos vuelve egoístas y solitarios. Y nos llena de miedo para que así podamos ser victimas o victimarios. Y cargarnos a la especie, que parece que es eso a lo que vamos.

Por eso es subversivo el amor. Porque une, ata y engancha y cada día que pasa te hace mejor. Y cuanto mejor eres menos miedo tienes y menos gente te puede dominar. Dejas de ser víctima o victimario. Desde el regazo de la humanidad quererse relaja, llena, suma, calienta, permite crecer. Y así, al final, vuelas.

Mecer, tocar, cantar, consolar, acunar, reir, llorar. Parir. Amamantar. Estar.

¿Hay mejor manera que romper las reglas a base de besos, de caricias, contacto, comunicación? Seguir el instinto, la pulsión de vida. Ahora que Carlos González salta al inglés no va a haber quién nos pare. Estamos conectados. Somos rebeldes, libres.

Besaos mucho. Es así de fácil empezar a cambiar el mundo.

Y es que encima es guapo. Ya me he enamorao.

Foto | Lel4nd

0
0

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*